Pascua, la fiesta de libertad


Esta celebración tiene su origen en la liberación del pueblo de Israel, cuando Jehová lo rescató de Egipto.En 1250 a.C. los israelitas vivían como esclavos en Egipto, pero Jehová decidió liberarlos. Entonces llamó a Moisés, su siervo, en el monte de Horeb y le dijo: “Yo sé muy bien que mi pueblo de Israel sufre mucho porque los egipcios lo han esclavizado. También he escuchado sus gritos pidiéndome ayuda, y he visto que sus capataces los maltratan mucho. Por eso he venido a librarlos del poder egipcio. Los voy a llevar a una región muy grande y rica; ¡tan rica que siempre hay abundancia de alimentos! Es Canaán, país donde viven pueblos que no me conocen. Así que prepárate, pues voy a mandarte a hablar con el rey de Egipto, para que saques de ese país a mi pueblo”. (Éxodo 3:7-10, Versión Traducción en Lenguaje Actual).

Después de que Dios pronunció estas palabras se sabe que Moisés regresó a Egipto y, en compañía de su hermano Aarón, solicitó al faraón que dejara salir al pueblo de Israel. Ante la negativa del soberano, Dios infligió diez plagas; a la última se le conoce como la muerte de los primogénitos, y antes de ella se instituyó la celebración de la Pascua: “Moisés mandó llamar a todos los ancianos israelitas y les dijo: “Vayan y tomen un cordero o un cabrito para sus familias, y para celebrar la Pascua. La sangre debe quedar en una palangana; tomen después un manojo de ramas de hisopo, mójenlo en la sangre, y unten la sangre por todo el marco de la puerta de la casa. Ninguno de ustedes debe salir de su casa antes del amanecer. “Cuando el Señor pase para herir de muerte a los egipcios, verá la sangre por todo el marco de la puerta, y pasará de largo por esa casa. Así el Señor no dejará que el destructor entre en las casas de ustedes. Esta orden la respetarán ustedes y sus descendientes, como una ley eterna. Cuando ustedes hayan entrado ya en la tierra que el Señor les va a dar, tal como lo ha prometido, deberán seguir celebrando esta ceremonia. “Y cuando sus hijos les pregunten: ‘¿Qué significa esta ceremonia?’, ustedes deberán contestar: ‘Este animal se sacrifica en la Pascua, en honor del Señor. Cuando él hirió de muerte a los egipcios, pasó de largo por las casas de los israelitas que vivían en Egipto, y así salvó a nuestras familias”. (Éxodo 12:21-26, Versión Dios Habla Hoy).

Desde entonces, los judíos han celebrado esta fiesta y, posteriormente, el ritual fue continuado por los cristianos. La fiesta, tanto para los cristianos como para los judíos, es sinónimo de libertad. Para los primeros, a través del sacrificio de Jesús en la cruz –el Cordero pascual perfecto- como se indica en Primera de Corintios 5:7b: “Porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros”. Asimismo, Pedro agrega en su primera epístola: “Porque Dios los libró de ese modo de vida, que es poco provechoso, y que ustedes aprendieron de sus antepasados. Y bien saben ustedes que, para liberarlos, Dios no pagó con oro y plata, que son cosas que no duran; al contrario, pagó con la sangre preciosa de Cristo. Cuando Cristo murió en la cruz, fue ofrecido como sacrificio, como un cordero sin ningún defecto”. (Primera de Pedro 1:18-19, Versión Traducción en Lenguaje Actual).

De igual manera, para los judíos es sinónimo de libertad, ya que como consecuencia de la muerte de los primogénitos, el faraón finalmente dejó ir al pueblo de Israel: “Se levantó aquella noche el faraón, todos sus siervos y todos los egipcios, y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiera un muerto. E hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id a servir a Jehová, como habéis dicho. Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra, porque decían: Todos moriremos”. (Éxodo 12:30-33, Versión Reina-Valera 1995).

De lo anterior, podemos concluir que la celebración de la Pascua es el recordatorio de un acto redentor de Dios, para todo aquel que cree en Él.

 

* Fuentes y Documentos consultados: Oficina de Prensa de la Embajada de Israel en Guatemala. ¡Abrámos la Biblia! Una introducción a la Palabra de Dios, por Mary Bantchelor. Vida y Costumbres de la Biblia, por Silvia Gastaldi y Claire Mussati.

 

Anuncios

4 comentarios en “Pascua, la fiesta de libertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s