¿Y dónde queda lo vil y menospreciado?


Antes de escribir esta opinión me resistí un poco, pero al pensar en cuántas personas habrían escuchado la aseveración que a continuación relato, prefiero no compartir el comentario del Teólogo Edgar Contreras Rosales.

Durante el programa radial, que usualmente dirige los domingos, expuso que aquellas personas que no había terminado sus estudios académicos  no podrían ver en sus vidas la práctica de Deuteronomio 28:13  que dice: “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas”. 

Si bien, estoy  totalmente de acuerdo en que toda persona debe educarse académicamente, no concuerdo en que una persona con una preparación básica no  pueda estar en lugares destacados.

Dónde quedarían los discípulos de Jesús, considerados del vulgo y, por lo tanto con una educación sencilla. No obstante, fueron instrumentos valiosos en las manos del Señor.

Cuántos ejemplos hemos tenido de hombres que con esfuerzo, a pesar de no contar con un título, han logrado superarse y distinguirse entre sus conciudadanos.

No creo que la  anterior porción bíblica pueda hacerse vida sólo para aquellos que han obtenido un título, la escritura no agrega nada al respecto, “si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles(Deuteronomio 28b-14);  no hay más requisitos.

Solamente, Dios pide obediencia. De ahí que el mismo capítulo de los versículos 1 al 14,  El Señor  anima a escuchar, guardar y poner en obra sus mandamientos. Quizá por esto mismo David, un pastor de ovejas,  llegó a ser rey de Israel y,  hasta el día de hoy, considerado el mejor rey de esta nación escribió: “La exposición de tus palabras alumbra;hace entender a los simples. (Salmo 119:130) “Enséñame buen sentido y sabiduría, porque tus mandamientos he creído. (Salmo 119:66).

Y su hijo, Salomón, considerado el hombre más sabio en la Tierra también escribió: “Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. El provee de sana sabiduría a los rectos; es escudo a los que caminan rectamente”. (Proverbio 2: 6-7).

Espero que aquellos que oyeron esta aseveración, no la crean,  “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”. (Primera Carta de los Corintios 1:27-29).

Como educadora, apoyo firmemente la educación en todos los níveles académicos y conozco los problemas que mi nación enfrenta por una mala educacion, además, cada semestre enfrentó las debilidades de algunos estudiantes sin una buena preparación académica,  pero no voy a limitar una porción bíblica a un grupo específico.

Anuncios

21 comentarios en “¿Y dónde queda lo vil y menospreciado?

  1. Martha de Berberián dijo:

    Veo los dos lados del tema. Y tienes razón. Aunque pienso que lo que dijo Contreras tenía el énfasis en “terminar” lo que una persona había iniciado, y la Biblia apoya que cuando empezamos algo, lo debemos terminar. Estoy pensando en muchos guatemaltecos que por dejadez no terminaron la secundaria o una carrera universitaria. La dejadez o la pereza lo condena las Escrituras.
    Claro, Dios usa a toda persona no importa su educación. Y hay que considerar también que hay auto estudio, cuando las personas estudian y aprenden por su cuenta de las Escrituras. No por tener un título universitario garantiza que Dios le pondrá como “cabeza” y no “cola”.
    Son mis pensamientos, pues…

  2. adelso vega dijo:

    Me extraña del licenciado Contreras esta aseveración, pero en fin él tendra su celo, en cuanto a esta pocición. Solo que definitivamente no la comparto, le felicito por estar atenta a cosas en cuanto a la temática evangélica que se escribe, o se dice por la radio. Gracias que Dios le bendiga Pastor y Evangelista Adelso Vega

  3. Robinson dijo:

    Saludos, me llamo Robinson Escobar y soy cristiano, solo puedo decir que Dios escoge lo necio, lo vil, lo menospreciado y lo débil, para que ninguna persona se puede quedarse con la gloria de Él.

    Segundo, porque la persona que era necia y ahora es sabia pueda comprender al necio y lo que antes era débil y hoy es fuerte, puede y sabe comprender a su similar me despido de ustedes deseando que Dios los bendiga y recuerden que Dios nos ama

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Gracias, por su opinión, tiene razón al decir que él que ha sido débil y menospreciado puede identificarse con quienes se sienten así y en el amor del Jesús ayudarles a que conozcan de su gran amor por ellos. Sin embargo, la Biblia no nos invita a comprender al necio.

      A lo largo de los de las Escrituras, podemos ver que el necio es reprendido por su necedad. De ahí que en Salmo 14:1 dice “Dice el necio en su corazón:No hay Dios.Se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien. Igualmente, en Proberbios 12:15 se nos dice: “El camino del necio es derecho en su opinión; mas el que obedece al consejo es sabio.”.Por esto mismo creo que en lugar de comprenderles se debe orar por ellos para que vengan a arrepentimiento.

  4. felipe herrera noriega dijo:

    Creo firmemente que lo que dice este pasaje de Deuteronomio 28, que cita el teólogo contreras, tiene toda la intención de exaltar y solo exaltar la obediencia, atributo que ningún estudio académico te puede dar ya que es una disposición del corazón y ningún estudio puede ofrecerte esto. Por eso el buen Dios dice en su palabra que el resiste a los soberbios pero da gracia (exalta) a los humildes, así que, no menospreciemos la obediencia a través de la cual y solo a través de ella podremos obtener este tipo de exaltación el ser cabeza y no cola. Recordemos que el conocimiento envanece pero el amor edifica no con ello quiero decir que no debemos estudiar. Pero a Dios le ha placido darse a conocer no a través de la sabiduría si no de lo insensato (sin ciencia) así que, Deuteronomio 28:13 reconoce la obediencia para el fin del cual habla. Dios lo bendiga

    1 cor 1:26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;
    1:27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;
    1:28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,
    1:29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Gracias por tu comentario Felipe. Como tú dices Dios puede utilizar a quien con corazón obediente le buscan. Este es el punto que, justamente, presentó en mi opinión y que lamento que el Señor Contreras no lo vea así.
      Cuando él señor Contreras menciona el versículo de Deuteronomio 28:13, más bien, lo utiliza para despreciar a aquel que a pesar de obedecer la Palabra de Dios no puede ser colocado en un lugar de reconocimiento, porque a su criterio el no tener cierto grado académico le imposibilita a esta persona.

  5. Victor Lopez dijo:

    Ciertamente es triste y lamentable que hoy en día los supuestos teólogos, y hasta con doctorados en divinidad hagan aseveraciones que lo único hacen es confundir. La mucha letra mata. Demos la oportunidad al Espíritu Santo que es quien, hoy en día, nos guía a toda verdad y a toda justicia: Ahora casi todas las organizaciones religiosas ofrecen títulos de pastor, doctorados, de apóstol; lo cierto de todo es que la profecía se cumple al pie de la letra, Dios lo dijo y lo cumplirá. La mayoría de estos últimos líderes religiosos son lobos rapaces vestidos de ovejas.

    • Mins.CRV dijo:

      Una pequeñísima observación Víctor, si la mucha letra mata, ¿No debo prepararme mucho? y por otra parte, es cierto lo que dices de los títulos, yo no tengo ni uno solo, pero, tampoco considero que ser teólogo como tú dices “supuestos teólogos que confunden” estén tan mal, los que si te digo que están son los falsos ministros que hoy día se han levantado como plaga de moscas, me refiero a los llamados apóstoles y profetas que, no son más que engañadores. Desde luego, pido una disculpa por entrometerme.

      • Roxana B. Sánchez dijo:

        La palabra de Dios, creo, firmemente es para todos y cada persona puede leerla, pero, es el Espíritu Santo quien le habla y si fuera el caso de querer ponerle un título, ¡Qué mejor teólogo que el Espíritu de Dios!

        No creo que para leer la Biblia necesito ser teólogo, sería quitarle el poder de Dios de hablarnos a través de Su Palabra, no me lo imagino diciéndome, antes de que entiendas lo que quiero enseñarte ve a un Seminario por “X” cantidad de años y entonces vas a entender.
        “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Hebreos 4:12-13

  6. Nary Benedicto López Martínez dijo:

    Lo que pasa es que como muchos hoy, solo van buscando lo material, lo que me hace meditar que su comentario así lo percibe. Pero el pasaje no está diciendo que necesariamente yo tengo que ser colocado por cabeza y no por cola, en todos los ámbitos de la vida material.
    Es más, se refiere a la posición espiritual que todos los creyentes en Cristo y su Palabra tenemos. No necesariamente que por ser cristiano yo tenga que ser el jefe en toda empresa donde trabajo. Si, tengo una posición espiritual muy alta y será en el cielo cuando estemos con Cristo, como lo dice Efesios 2:6, “que nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo”.
    Lo triste es que hoy mucha gente aplica la Palabra de Dios solo para sus intereses materiales. Quieren ser cabeza solo en lo material, y ¿En lo espiritual y celestial? pasan a un segundo plano. Es cierto que debemos buscar nuestras metas materiales y alcanzar nuestros sueños, prosperar en todos los ámbitos de la vida, pero, a veces no lo logramos, no porque no somos obedientes a la Palabra de Dios. La grandeza del hombre no radica en la abundancia de bienes que posee. Hay cristianos muy fieles que no son cabeza en lo material, pero sí en los espiritual y en el cielo no digamos.

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Estimado Nary: Gracias por su aporte. Le comento, mi opinión no se centra en dónde se debe ser cabeza, sea en esta en el área material ni en lo espiritual (como las clasifica), sino en la aseveración que hace el teólogo Contreras de establecer que si no se tiene una preparación académica, la persona está destinada a ser siempre cola.
      El lugar donde se sea cabeza, en mi humilde opinión, no es la clave, sino que, Dios ha dicho que si obedecemos sus mandamientos Él en su soberanía nos pondrá en una posición de, pero, en ningún momento establece una preparación académica, de ahí que, trato de ilustrarlo con los discípulos de Jesús que eran hombres sencillos, pescadores, y por cumplir con la Palabra de Dios, Él les colocó como apóstoles (líderes) de su iglesia.
      Lo importante es obedecer la Palabra de Dios, dime, que mejores líderes (cabezas) se puede tener en cualquier área sino que aquellos que nos esforzamos cada día por seguir sus mandamientos.Bendiciones para su vida y que usted sea uno de sus líderes.

  7. Mins.CRV dijo:

    Una observación general DESCONOZCO QUE APLICACIÓN LE HAYA DADO EL SEÑOR EDGAR CONTRERAS A DT. 28:13 PERO SI ALGUIEN DESEA INTERPRETARLO LE DOY UNA SUGERENCIA.

    El pasaje aparece al final de la lista de condiciones y bendiciones del pacto (Dt. 28:1-14), antes de expresar, con mucho más detalle, las consecuencias de la desobediencia (28:15-68). El versículo entero reza: “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová” (Dt 28.13).

    Uno de los vicios de nuestra mentalidad moderna es nuestro individualismo egocéntrico, que ve la sociedad sólo como un conglomerado matemático de individuos atómicamente aislados. Ese individualismo es un fenómeno moderno relativamente reciente. En el pensamiento bíblico no se concebía al individuo fuera de la comunidad, ni una comunidad despersonalizada y despersonalizadora. Por eso todo este texto se dirige al pueblo como pueblo (Dt. 27:11), y lo individual (partos, lactancia, cosechas, etc) aparece como aspectos de la vida comunitaria, en una relación integral de persona y comunidad.

    En el contexto de este versículo, es obvio que se refiere a la nación, personificada como un “tú”, y no a individuos puestos encima de otros individuos. La frase anterior, “prestarás a muchas naciones y tú no pedirás prestado” (28:12), en el contexto antiguo no se refiere a las finanzas personales sino a la economía nacional: serás una nación acreedora y no deudora. (Las mismas frases en 28:43-44 se aplican específicamente al extranjero). En el mismo sentido, en el terreno internacional Israel será como cabeza, arriba y no abajo. Lo mismo se aplica a la promesa en 28:7, que Dios derrotará a los enemigos de su pueblo, texto que no debe aplicarse a los enemigos personales, como hacen algunos predicadores. Por eso dice el pasaje, “te confirmará Jehová por pueblo santo suyo” (v.9) y “verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán” (v.10).

    Si este versículo se aplicara a individuos y no a Israel como nación, produciría un escenario realmente ridículo, en que todos son cabezas (o si no son cabeza, es por su pecado o falta de fe). Un ejército de puros comandantes sin soldados rasos; un pueblo de puros caciques sin indios, como dice el refrán. La verdad es que en la iglesia sobran “cabezas” y hacen falta más y mejores “colas”.

    Con la interpretación individualista de este texto salen otras preguntas: ¿cabeza de qué? Aquí cabe el refrán “mejor cabeza de ratón que cola de león”, pero también, mejor ser una buena cola que una mala cabeza (como las hay tantas). Y también, si voy a estar encima, entonces ¿encima de quién? Hace poco un predicador puso a todos a repetir juntos, “Fui hecho para estar arriba”. ¡Cómo los valores paganos de nuestra sociedad infiltran a la iglesia! ¡La competencia es la ley de la vida! Si estoy yo arriba, no importa que otros tengan que estar abajo. ¿Es eso la voluntad de Dios para ellos?

    Esta promesa, que en su época se dirigía al pueblo teocrático de Israel, tampoco debe aplicarse hoy a ninguna nación moderna. Hace poco escuché por radio una canción que decía, “Bendice a Costa Rica y sus siete provincias, bendice a sus pescadores y agricultores, porque Dios te ha escogido… Oye las promesas que Dios te ha hecho, te pondré encima de todas las naciones”. ¡Costa Rica es el nuevo Israel, el pueblo escogido de Dios! ¿Y qué de Nicaragua y las demás naciones? Ya la historia ha demostrado los resultados funestos de naciones mesiánicas que creen tener un destino manifiesto de salvar al mundo.

    Un último comentario sobre Deut 28:13. Esta promesa, como muestra el versículo siguiente, traía una condición crucial: no “ir tras dioses ajenos y servirlos” (28:14). La promesa es premio por la fidelidad al único Dios y el rechazo de toda tentación idólatra. Por eso dijo Jesús, “No podéis servir a Dios y a las riquezas” (Mt 6:24; Lc 16:13) y San Pablo condenó “la avaricia, la cual es idolatría” (Col 3:5). Estos predicadores, en vez de estar fomentando la avaricia, deben de amonestar al pueblo contra las muchas idolatrías de nuestra sociedad contemporánea.

    La mala interpretación con que estos predicadores manipulan un texto fuera de contexto va contra la enseñanza central de la Biblia, especialmente la de Jesús. El modelo social del pueblo hebreo, como muestra el año sabático y el Jubileo, era la igualdad (ver tres artículos anteriores, 11.18.08, 4.6.08; cf. 8.5.09). En el reino de Dios, todos somos reyes; nadie más rey que otro, nadie menos rey. Jesús mismo vino como un siervo (Lc 22:25-27; Jn 13), no para estar encima de nadie. Por eso dijo Jesús que los primeros serán postreros y los postreros primeros (Mt 19:30; 20:16; Mr 10:31; Lc 13.30). Según Jesús, a quien acepta ser cola, Dios lo tendrá por cabeza. ¡Cuanto más pequeño, tanto más grande! Para ser cabeza, hay que ser siervo de todos.

    Un texto de San Pablo aplica una analogía fisiológica muy parecida al adagio de Deut 28:13, pero con un enfoque muy distinto:

    Además, el cuerpo no es un solo miembro sino muchos.

    Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

    Y si dijera la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

    Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído?

    Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?

    Más Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso…

    Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito,

    ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

    Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;

    y a aquellos que nos parecen menos dignos,

    a éstos vestimos más dignamente;

    y los que en nosotros son menos decorosos,

    se tratan con más decoro.

    Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad;

    pero Dios ordenó el cuerpo, dándole más honor al que le faltaba…

    (1 Cor 12:14-24)

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Gracias, por sus anotaciones. En mi humilde opinión le comento, creo la palabra de Dios no está dirigida a un pueblo, sino, perdería su universalidad. Creo el aporte que nos hace mantiene el mismo argumento del Señor Contreras, colocando ciertas porciones de la Biblia, para determinado pueblo, si fuera el caso, creo que muchas porciones bíblicas que se dirigieran a determinada persona o grupo también tendríamos que darles la misma aplicación, sobran ejemplos bíblicos en los que Dios habló específicamente a alguien, pero esto no quiere decir que solo sea para ellos.

      Por mencionar un ejemplo ¿Dónde quedaría la universalidad de los mensajes a las Iglesias en el Apocalipsis? o tendríamos que tomar las cartas de Pablo dirigidas a diferentes iglesias del mundo conocido de aquel entonces, Romanos sería solo para ellos, Efesios de igual forma.

      En cuanto a su comentario “Según Jesús, a quien acepta ser cola, Dios lo tendrá por cabeza. ¡Cuanto más pequeño, tanto más grande! Para ser cabeza, hay que ser siervo de todos”, me resulta una falacia paradójica.
      Sigo creyendo que toda la Biblia es para todos, no para un cierto grupo o pueblo. De nuevo mil gracias por sus aporte.

  8. Oseas Paredes dijo:

    Estimada Hermana Roxana: respecto de lo último que escribió, me temo que ud. sostiene una confusión que es usual en la mayoría de todos los creyentes (yo también pensaba así, hasta que estudié mejor el nuevo testamento y por supuesto el antiguo). La confusión radica en que todo pasaje de la Biblia se puede aplicar a uno. Pensar así, conduciría a paradojas y a confusiones innecesarias.
    Por ejemplo, pasajes de la Biblia que son exclusivos para Judas Iscariote (Jn. 17.12), como “hijo de perdición”, también se me debería aplicar a mí (lo cual contradiría el hecho de que soy salvo por haber confiado en Cristo).
    Pero el anterior ejemplo es insulso. Pensemos en otro, como por ejemplo Fil. 2.9, pasaje que se aplica exclusivamente a Jesús (y no a mí): “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre…” (yo no espero que mi nombre sea sobre todo nombre!!).
    Pues de igual manera, hay pasajes que son exclusivos para el pueblo de Israel. Uno de ellos es por ejemplo, la profecía de Malaquías (tan gastada por los predicadores que piden dinero):

    Mal 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

    Este pasaje se ha mal usado para la iglesia, haciendo sentir mal al pueblo de Dios, cuando para la iglesia el mensaje es el siguiente:

    2Co 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

    ¿Cómo armonizar Malaquías con 2 Corintios? aquí es donde tenemos que pedir la guía del Espíritu Santo: dejar que la Biblia se explique a sí misma. La respuesta está en 2 Co. 9.6 (el contexto):

    2Co 9:6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

    En otras palabras, El principio que establece Malaquías y todo el Antiguo Testamento es el que la iglesia debe seguir: el pueblo del Señor diezma no por un mandamiento escrito en piedra (como Israel) sino porque tiene gratitud (generosidad) y amor para con el Señor: el Apóstol Pablo tiene en mente Proverbios 3.9:

    Pro 3:9 Honra a Jehová con tus bienes,
    Y con las primicias de todos tus frutos;
    Pro 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia,
    Y tus lagares rebosarán de mosto.

    El pueblo de Israel estaba obligado a diezmar, la iglesia no lo está. Al contrario, el creyente debe dar más del diezmo, porque su gratitud para con el Señor debe ser superior a la ley, porque está guiado por el Espíritu Santo a dar más o menos, según sea lo que el Espíritu le indique.

    Rom 8:9 Pero ustedes ya no viven según esas inclinaciones, sino según el Espíritu, puesto que el Espíritu de Dios vive en ustedes. El que no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo.

    Entonces, con este ejemplo, se ve claramente que no hay que confundir pasajes que son aplicables exclusivamente a Israel con los pasajes que son aplicables a la iglesia. Por ejemplo, Mateo 24 es para Israel (no para la iglesia, porque la iglesia NO está en Judea, por ejemplo). Pero Juan 18 es para la Iglesia (NO para Israel, porque Israel SÍ se quedó huérfano como nación desde el año 70 en que fue destruido, en cambio Jesús le promete a la iglesia, por ejemplo, que no la dejará huérfana).
    Resumiendo: Deuteronomio 28 es para el pueblo de Israel como nación.
    Mientras que a Israel se le pedía que fuese obediente para alcanzar las bendiciones, a la iglesia se le pide que, porque ya tenemos las bendiciones (espirituales), las de Efesios 1, seamos obedientes.
    El principio de Deuteronomio 28 para la iglesia sí está vigente: por gratitud a Dios debemos vivir la vida de santidad y comunión con él, porque ya gozamos de algo superior que lo que a Israel se le prometió (tierra, riqueza, etc.): tenemos a Jesucristo mismo morando en nosotros, mediante su Espíritu.

    Es una mala exégesis el predicarle a la iglesia diciéndole que va a ser cabeza y no cola, siempre que cumpla la ley (se porte bien). Porque la iglesia ya no está bajo la ley:
    Col 2:14 Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz.

    Usted y yo, mi hermana, cumplimos los 613 mandamientos de la ley sólo cuando somos guiados por el Espíritu Santo, sujetos a él.

    Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
    Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

    Bendiciones.
    P.D.: le invito a que estudie todo el libro de Deuteronomio con el Hno. Contreras o con John McArthur o con el Hno. Gregory Kedrovsky o con cualquier siervo de Dios que haga una exégesis seria de la Biblia. Le dejo algunos links:

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Estimado Oseas: Gracias por su opinión. Me disculpo por responder hasta ahora, pero, la tecnología me falló. Me resulta interesante su opinión, pero, viene a ser una serie de versículos sacados de contexto con un pretexto, que en este caso es defender al señor Contreras Rosales.
      El decir que unas partes de la Biblia son para Israel y otras no, es algo que también me ha preocupado por eso mismo escribí al respecto https://demipluma.wordpress.com/2012/11/04/debremos-tener-dos-biblias/ .
      De su disertación realmente me preocupa que diga que Dios dejo huérfano a Israel pues, Pablo escribió al respecto en el libro de Romanos empezando el capítulo 9 hasta el 11, en este capítulo el mismo apóstol empieza diciendo: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín” y en el versículo 2 recalca “No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció…” y en el resto del capítulo amplía esto. Creo que por eso mismo Pablo nos dijo que no seamos arrogantes respecto a la dureza de Israel, Romanos 11:25, y al iniciar el excelente libro de en el verso 16 nos dice que “el evangelio es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”.
      Igualmente, es preocupante que usted diga que la iglesia no está obligada a cumplir la ley cuando Jesús mismo dijo: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”. (Evangelio de Mateo: 5: 17-20). No cree que el Hijo de Dios es claro con esto y estos versos los encontramos en el Nuevo Testamento, será que estos versículos no son para nosotros repitiendo sus palabras “la iglesia”, sino solo para Israel, creo firmemente que no, porque todo el Nuevo Testamento no tendría razón de ser.
      Me resulta también interesante su idea sobre el dar o no dar el diezmo, sin ningún apoyo bíblico, más que mencionar lo que dice en Malaquías 3:8 y amararlo a otro verso sacado para pretexto de II de Corintios 9:7, porque es parte del Antiguo Testamento y solo Israel debía cumplirlo, si aplicáramos, esto deberíamos también de olvidarnos de algo tan simple como los 10 mandamientos, que son claramente parte de la ley y eran mandamientos claramente dados a Israel, por lo que, si fuera el caso tendría libertad de cometer adulterio, robar, etc., por eso me encanta cuando Jesús resumió la ley en dos mandamientos Mateo 22:34-40 y creo que estos incluirán dar el diezmo o será que el Hijo de Dios no resumió bien.
      Si usted revisa con cuidado verá que Jesús mismo en los evangelios explica que el Antiguo Testamento es inspiración del Espíritu Santo (Marcos 12.35-36) y que no puede ser quebrantado (Juan 10:35), me pregunto ¿Será que esta enseñanza era solo para los judíos? O quizá para nosotros.
      Igualmente es preocupante cuando usted dice: “El principio de Deuteronomio 28 para la iglesia sí está vigente”, pareciera en sus confusas explicaciones que hay versos bíblicos que no tienen vigencia.
      Referente al origen de su opinión sobre que Dios “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas”, me permito darle algunos nombres, Rut, Pedro, Ester, Juan, Tabitá, Amos, David, al parecer hombres y mujeres comunes pero que Dios sin una preparación académica, aparentemente de excelencia, les uso para glorificar su nombre lo que les llevo a ser cabeza y no cola en sus comunidades, incluso hizo que fueran parte de su genealogía humana y sin muchos conocimientos de exegesis, sino sencillos hombres y mujeres de Dios que aplicaron en la mayoría de su vida la palabra de Dios.
      Agradezco su invitación a estudiar con los tres teólogos que menciona, me gustaría comentarle que oigo al señor Contreras Rosales, en realidad porque sus aportes históricos sobre la Biblia me gustan, con esto no quiero decir que él esté equivocado en todo, pero, creo que si hay momentos como este en que su comentario viene a ser una interpretación personal y no bíblica, y les he escuchado otros más. Igualmente, oigo a Henry Tolopilo, quien hace estudios de las enseñanzas John McArthur.

      • OSEAS ELI PAREDES RECINOS dijo:

        Es una pena que hace 1 año atrás, ud. tuviese la amabilidad de responderme y hasta hoy a duras penas me doy cuenta… me encanta su respuesta (aunque no la comparto). Así que vamos por partes:
        ROXANA: De su disertación realmente me preocupa que diga que Dios dejo huérfano a Israel pues, Pablo escribió al respecto en el libro de Romanos empezando el capítulo 9 hasta el 11, en este capítulo el mismo apóstol empieza diciendo: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín” y en el versículo 2 recalca “No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció…”
        OSEAS: cuando escribí que Dios ha dejado huérfano al pueblo de Israel, en primer lugar, no me refería al uso común de la palabra que se entiende en español (huérfano, en español, es una persona que no tiene padre). En mi comentario usé la palabra en el sentido hebreo, es decir, “afligido” o “desolado” (la palabra hebrea es “yatóm” que significa “estar solo”, “desolado”, “afligido” y que por ello, por ejemplo, en Is. 10.2 en RV60 lo traduce como “huérfano”). Además, me refería a la Nación, basado en en lo que los profetas dijeron (por ejemplo):

        Zec 7:13 Y aconteció que como él clamó, y no escucharon, así ellos clamaron, y yo no escuché, dice el SEÑOR de los ejércitos;
        Zec 7:14 antes los esparcí con torbellino por todos los gentiles que ellos no conocían, y la tierra fue desolada tras ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues tornaron en asolamiento el país deseable.

        y también basado en lo que el mismo Señor Jesucristo dijo:

        Mat 23:37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste!
        Mat 23:38 He aquí vuestra Casa os es dejada desierta.

        y no se necesita tener estudios de escatología para saber que estas profecías ya se cumplieron (en el año 70 d.C y finalmente en el año 135 d. C.)

        Por supuesto, como ud. lo afirma muy bien en su disertación (arriba), esto NO significa que Dios ya no sea el padre de Israel (como nación).
        Usé la palabra “huérfano” a propósito para contrastar a Israel con la Iglesia en
        Joh 14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

        pasaje que se aplica sólo a la Iglesia y NO a Israel (como nación). ¿Cómo sabemos que este pasaje es para la iglesia y no para la nación de Israel? bueno, por su contexto (lo cual no es un pretexto, mi hermana): todo el capítulo 14 se refiere al consuelo que el Señor le dará a la iglesia mediante el consolador que enviará: el Espíritu Santo (profecía que se cumplió en Hechos 2 y, evidentemente, esto le sucedió a Israel, como nación, sino sólo a la Iglesia). Dicho, sea de paso, el Apóstol Pedro, al interpretar lo sucedido (me refiero al bautismo de la Iglesia con el Espíritu Santo), lo compara con el hecho nacional que le ocurrirá sólo al Israel de los últimos tiempos (los que van a entrar al milenio), citando al profeta Joel (Hechos 2.17-21):

        Joe 2:27 Y conoceréis que en medio de Israel [estoy] yo, y que [yo soy] el SEÑOR vuestro Dios, y no [hay] otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.
        Joe 2:28 Y será que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros viejos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
        Joe 2:29 Y aun también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.
        Joe 2:30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.
        Joe 2:31 El sol se tornará en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del SEÑOR.
        Joe 2:32 Y será que cualquiera que invocare el Nombre del SEÑOR, escapará; porque en el Monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como el SEÑOR ha dicho, y en los que quedaren, a los cuales el SEÑOR habrá llamado.

        Y nuevamente, disculpe la insistencia, este pasaje es sólo para Israel y NO para la Iglesia (porque la iglesia no sólo es Jerusalén). La iglesia, como el cuerpo de Cristo (su novia) ya no estará cuando ocurran estos prodigios en el cielo y en la tierra (claro que estará una iglesia falsa pastoreada por el Anticristo, pero yo no me estoy refiriendo a ella).

        ROXANA: Igualmente, es preocupante que usted diga que la iglesia no está obligada a cumplir la ley cuando Jesús mismo dijo: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”. (Evangelio de Mateo: 5: 17-20).

        OSEAS: Amén hermana, pero si seguimos su hilo de pensamiento, entraríamos en contradicción con el siguiente pasaje:

        Gal 2:16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesús, [el] Cristo, nosotros también hemos creído en Jesús, el Cristo, para que fuésemos justificados por [la] fe de Cristo, y no por las obras de la ley; por cuanto por las obras de la ley ninguna carne será justificada.

        porque por un lado, Ud. me cita Mt. 5 que me invita, según su interpretación, a cumplir los 613 mandamientos de la ley, pero por otro lado, Gal. 2 me dice que si los cumplo no seré justificado. Entonces ¿quién tiene razón? ¿hay contradicción en la Biblia? De ninguna manera. Lo que pasa es que en su interpretación se le está escapando esto: Jesús cumplió la ley… así que los mandamientos ya pasaron. Es importante el “hasta que todo se haya cumplido” que ud. misma cita. Ese “hasta” se cumplió en la cruz.

        Col 2:14 Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz.

        Esa acta, a la que se refiere Pablo en Col. 2.14, son los 613 mandamientos de la ley (que incluyen, por supuesto, los 10 mandamientos). Claro, para convencerse hay que ver el contexto del pasaje.
        Es más, cuando Jesús dijo esto en Mateo 5.17-20, a Jesús le hacía falta cumplir algunos mandamientos de la ley, por ejemplo, ser el cordero inmolado para la redención de Israel, según Levítico 14). Sólo cuando llegó a la cruz y murió, él cumplió a cabalidad los 613 mandamientos, ya que él era el cordero de Dios que quitaba el pecado del mundo, Levítico 14 quedaba satisfecho. Esto está en consonancia con lo que dijeron los profetas:

        Isa 33:8 Las calzadas serán deshechas; cesaron los caminantes; anuló la alianza, aborreció las ciudades, tuvo en nada los hombres.

        ¿Por qué cree que hoy por hoy los judíos no pueden sacrificar más corderos? porque Dios anuló la alianza mosaica con ellos (obviamente, después de su arrepentimiento en los días de la gran tribulación, Dios hará un nuevo pacto con ellos según Ez. 16.60, 37.26).
        Así que después de la cruz, para el creyente y sólo para él, la ley ya no es válida. Porque

        Gal 3:23 … antes que viniese la fe, estábamos guardados bajo la ley, encerrados para aquella fe que había de ser descubierta.
        Gal 3:24 De manera que la ley fue ayo nuestro para [llevarnos] a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe.
        Gal 3:25 Mas venida la fe, ya no estamos bajo [la mano] del ayo;
        Gal 3:26 porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.
        Gal 3:27 Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis vestidos.
        Gal 3:28 No hay [aquí] judío, ni griego; no hay siervo, ni libre; no hay macho, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

        Un “ayo” era, en la época de Pablo, un esclavo que se le encargaba la educación del muchacho (hijo del patrón o dueño de la casa). El ayo era un pedagogo, un profesor que corregía (incluso con vara) al muchacho. Así fue la ley antes de Cristo.
        Pero ahora, nosotros cumplimos la ley, ya no porque se me diga que “no tengo que matar” sino porque el Espíritu Santo que opera en mí me conduce a toda verdad:

        Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
        Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

        si ud. y yo tenemos el fruto del Espíritu que es amor, y que se manifiesta en las 8 aristas o caras de la misma joya, no nos tenemos que preocupar por “no matar”. El carácter de Cristo, que se perfila en ud. y en mí, harán que yo no mate.

        ROXANA: No cree que el Hijo de Dios es claro con esto y estos versos los encontramos en el Nuevo Testamento, será que estos versículos no son para nosotros repitiendo sus palabras “la iglesia”, sino solo para Israel, creo firmemente que no, porque todo el Nuevo Testamento no tendría razón de ser.

        OSEAS: Cuando afirmo que ciertos pasajes NO son para la Iglesia y otros sí, no se trata de particionar la palabra de Dios en secciones: una para Israel otra para los gentiles (la iglesia), etc. Se trata de aplicar un principio de hermenéutica que se debe aplicar a toda literatura: tanto si ud. lee “el Quijote de la Mancha” como si lee la Biblia: ubicar el sujeto de la oración y el contexto de la misma (tanto literariamente como históricamente). ¿Por qué hay que hacer esto? pues para entender lo que el autor humano y divino quiso decir. Una vez entendido para quién era dirigido el mensaje y el contexto, entonces puedo hacer aplicaciones a mi vida personal o al culto en la iglesia:

        2Ti 3:16 Toda Escritura [es] inspirada divinamente y [es] útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia,

        Si no aplico el principio de hermenéutica, caigo en contradicciones y mi interpretación se convierte en falsa. Por ejemplo, decir que “el Cantar de los Cantares” es la relación de Cristo y su Iglesia es sacar de su contexto al libro entero porque la iglesia no existía en la época en que se escribió el libro. Por supuesto, POR APLICACIÓN, una vez entendido el libro, es posible aplicarlo a la relación Cristo-Iglesia.
        Respecto a Mateo 5.17-20, el pasaje está dirigido a Israel (es más, el ministerio de Jesús era única y exclusivamente para Israel:

        Mat 15:24 Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la Casa de Israel.)

        Pero es obvio de que es posible POR APLICACIÓN enfocar el mensaje también para la Iglesia.
        Lo mismo pasa con el Antiguo Testamento. Toda la ley es sólo para Israel, pero es posible aplicarla a la iglesia (con sumo cuidado, sin olvidar Gálatas y Hebreos, por ejemplo). Y esto es lo que hacen los buenos maestros de la Biblia, por ejemplo, el Dr. Contreras, Dr. J. Vernon Maggie, Dr. John McArthur, etc. (y no es que los defienda a ellos: defiendo la sana doctrina, según el mandato del Señor:

        Jud 1:3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

        dicho, sea de paso, la frase “la fe que ha sido una vez dada” indica que la fe es un tema concluido y acabado (terminado), según este pasaje (así lo indica la palabra “japáx” en el texto original). ¿Cómo pues, pretenden algunos tener aún hoy el don de lenguas o el don de profecía? si proviniera genuinamente de Dios ¿acaso no habría de incluirse lo que dicen estos profetas en la Biblia, haciendo que la fe sea un tema inconcluso siempre, dado que reciben constantemente nueva revelación?

        ROXANA: Me resulta también interesante su idea sobre el dar o no dar el diezmo, sin ningún apoyo bíblico, más que mencionar lo que dice en Malaquías 3:8 y amararlo a otro verso sacado para pretexto de II de Corintios 9:7, porque es parte del Antiguo Testamento y solo Israel debía cumplirlo, si aplicáramos, esto deberíamos también de olvidarnos de algo tan simple como los 10 mandamientos, que son claramente parte de la ley y eran mandamientos claramente dados a Israel, por lo que, si fuera el caso tendría libertad de cometer adulterio, robar, etc., por eso me encanta cuando Jesús resumió la ley en dos mandamientos Mateo 22:34-40 y creo que estos incluirán dar el diezmo o será que el Hijo de Dios no resumió bien.

        OSEAS: Hermana, disculpe, pero esta línea de pensamiento suya era precisamente la que le acusaban al apóstol Pablo (exactamente su línea de pensamiento):

        Rom 3:8 En tal caso, ¿por qué no hacer lo malo para que venga lo bueno? Esto es precisamente lo que algunos, para desacreditarme,dicen que yo enseño; pero tales personas merecen la condenación.

        Como expliqué antes, cualquiera que sea conducido por el Espíritu Santo jamás podrá cometer adulterio, robar, matar, etc. porque contra el fruto del Espíritu, el dedo de la ley que me señala como pecador, declina en virtud de que Dios ya no ve a Oseas o a Roxana, sino ve a su Hijo que SÍ cumplió toda la ley por nosotros y que ahora vive EN nosotros.

        Rom 3:21 Pero ahora, sin la ley, Dios ha mostrado de qué manera nos hace justos, y esto lo confirman la misma ley y los profetas:
        Rom 3:22 por medio de la fe en Jesucristo, Dios hace justos a todos los que creen. Pues no hay diferencia:
        Rom 3:23 todos han pecado y están lejos de la presencia gloriosa de Dios.
        Rom 3:24 Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, los hace justos, mediante la liberación que realizó Cristo Jesús.

        Si ud. o yo estamos confiando en nuestros débiles esfuerzos para guardar la ley (e insisto, no sólo son 10 sino 613 mandamientos) entonces NO seremos justificados: seremos condenados!!

        Isa 64:6 Todos nosotros somos
        como un hombre impuro;
        todas nuestras buenas obras son
        como un trapo sucio;
        todos hemos caído como hojas marchitas,
        y nuestros crímenes
        nos arrastran como el viento.

        pero si nos amparamos en Cristo para nuestra salvación, entonces seremos salvos de la condenación de la ley. Mateo 5 es la interpretación de algunos de los mandamientos de la ley, según lo interpretaba Dios mismo. Por ello los discípulos, al entender el mensaje del evangelio, le preguntaron:

        Mat 19:25 Mas sus discípulos, oyendo estas cosas, se espantaron en gran manera, diciendo: ¿Quién pues podrá ser salvo?

        y la respuesta del Señor fue esta (que encaja con toda la Biblia):
        Mat 19:26 Mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

        Porque por las obras de la ley, por cumplir los mandamientos, nadie es salvos (Romanos 3).

        Para concluir: MATEO 22.35-40 trata acerca del más grande mandamiento que resume la ley y los profetas. Pero, ¿sabe ud. que este mandamiento es una imposibilidad para el hombre? Este mandamiento y toda la ley el hombre NO la puede cumplir por sus propios medios: necesita al Espíritu Santo dentro de él para realmente cumplir el primer y más grande mandamiento que citó Jesús. Sólo un cristiano, nacido de nuevo, lleno del Espíritu Santo, producirá el fruto: el amor. El amor que Dios espera para él y para el prójimo.

        Rom 2:29 El verdadero judío lo es interiormente, y el estar circuncidado es cosa del corazón: no depende de reglas escritas, sino del Espíritu. El que es así, resulta aprobado, no por los hombres, sino por Dios.

        ROXANA: Antiguo Testamento es inspiración del Espíritu Santo (Marcos 12.35-36) y que no puede ser quebrantado (Juan 10:35), me pregunto ¿Será que esta enseñanza era solo para los judíos? O quizá para nosotros.

        OSEAS: Amén, es para todos.
        Sin embargo, Insisto, es importante saber a quién se dirige el mensaje, en qué época y cuál es el contexto cultural original para luego hacer la aplicación a nuestra vida.
        Por ejemplo, hoy por hoy, hay cantos que dicen cosas como: “…está descendiendo aquí… está descendiendo aquí… su Espíritu de amor… ven y sopla, Santo Espíritu de Dios, en y sopla en mí…”
        Estos cantos están teológicamente errados: hoy ya no desciende el Espíritu de Dios sobre nadie!! porque el Espíritu de Dios está en su iglesia. ¿Cómo puede la iglesia estar cantando una contradicción al pedir que descienda el Espíritu si ya está conmigo y es la garantía (arras) de mi salvación? es más, ¡ud. y yo estamos ya en los lugares celestiales juntamente con Cristo (Ef. 1.3, 14)!
        ¿Por qué estos cantautores están desviados en su doctrina? porque ellos no distinguen entre Israel y la Iglesia: en el Antiguo Testamento el Espíritu Santo iba y venía (por ejemplo, en el caso de Sansón allá en Juéces 14.19, entre otros muchos pasajes). En cambio, para cualquier miembro de la Iglesia que ha sido salvo por la obra de Cristo, su situación es distinta: desde que recibe a Cristo como su único y suficiente salvador tiene el Espíritu Santo como garantía de su salvación y este jamás lo dejará pues es su sello (Efesios 1.13)
        Cantar algo como lo que muchas iglesias cantan hace que no entendamos la fe “una vez dada a los santos”. Además, si yo ando cantando que él sople sobre mí o que su Espíritu descienda en mí, estoy cantando que yo no soy de Cristo, que no he nacido de nuevo y que no soy salvo y por eso es que necesito su presencia:

        Rom 8:9 Pero ustedes ya no viven según esas inclinaciones, sino según el Espíritu, puesto que el Espíritu de Dios vive en ustedes. El que no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo.

        Si ando pidiendo a cada rato que el Espíritu descienda sobre mí, estoy pidiendo un imposible: él ya está en mí. Son cantos que no tienen sentido gracias a no distinguir entre las dispensaciones de la ley y la gracia.

        ROXANA: Igualmente es preocupante cuando usted dice: “El principio de Deuteronomio 28 para la iglesia sí está vigente”, pareciera en sus confusas explicaciones que hay versos bíblicos que no tienen vigencia.

        OSEAS: aclaro: hay algunos versos bíblicos que no tienen vigencia más que sólo para las personas que lo vivieron. Por ejemplo, los casos que le mencioné al inicio:
        pasajes de la Biblia que son exclusivos para Judas Iscariote (Jn. 17.12), como “hijo de perdición”, también se me debería aplicar a mí (lo cual contradiría el hecho de que soy salvo por haber confiado en Cristo).
        Pero el anterior ejemplo es insulso. Pensemos en otro, como por ejemplo Fil. 2.9, pasaje que se aplica exclusivamente a Jesús (y no a mí): “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre…” (yo no espero que mi nombre sea sobre todo nombre!!).

        Ciertamente, toda escritura es inspirada por Dios (2 Ti. 3.16) y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, PERO NO para aplicarsela a todos: es diferente.

        Y respecto de los diezmos, le reto a buscar en el NUEVO TESTAMENTO un sólo versículo en donde se le demande a la iglesia diezmar u ofrendar. Verá que no encontrará ninguno. En cambio se nos incita a que, ya no con el ayo (la ley) que tenía Israel, demos por gratitud al Señor NO SÓLO EL DIEZMO SINO MÁS QUE EL DIEZMO. ¿Estaremos dispuestos a dar más allá de lo que la ley mosaica exigía? ¡ojalá!

        ROXANA: Referente al origen de su opinión sobre que Dios “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas”, me permito darle algunos nombres, Rut, Pedro, Ester, Juan, Tabitá, Amos, David, al parecer hombres y mujeres comunes pero que Dios sin una preparación académica, aparentemente de excelencia, les uso para glorificar su nombre lo que les llevo a ser cabeza y no cola en sus comunidades, incluso hizo que fueran parte de su genealogía humana y sin muchos conocimientos de exegesis, sino sencillos hombres y mujeres de Dios que aplicaron en la mayoría de su vida la palabra de Dios.

        OSEAS: se equivoca, mi estimada hermana!! todos los hombres y mujeres que menciona eran conocedores profundos de la ley (la palabra de Dios): a excepción de Ruth pero que llegó a ser conocedora de la ley posteriormente, a fin de que la aceptaran en Israel. Todos ellos desde niños, en la escuela, se les obligaba a recitar y memorizar los 613 mandamientos. Tenían que saber de los profetas y sus escritos. Tanto que el apóstol Pedro, rudo pescador, cita al profeta Joel de memoria (las variantes que hay con respecto al escrito de Joel en el AT es porque Pedro había memorizado la traducción de la septuaginta, la versión griega).
        Por otro lado, ud. sólo está viendo un lado de la moneda: ¿qué pasa con aquellos siervos de Dios que sí aplicaron la palabra de Dios y nunca fueron líderes, más bien los maltrataron los humillaron y los mataron? por ejemplo, Isaías (murió aserrado), Jeremías (a quien jamás lo pusieron por líder en Israel sino más bien lo trataban como subversivo y agitador), Zacarías (Mateo 23.35) y qué decir del mismo Jesús?
        Mire lo que dice la Biblia acerca de estos últimos:

        Heb 11:36 Otros sufrieron burlas y azotes, y hasta cadenas y cárceles.
        Heb 11:37 Y otros fueron muertos a pedradas,aserrados por la mitad o muertos a filo de espada; anduvieron de un lado a otro vestidos solo de piel de oveja y de cabra; pobres, afligidos y maltratados.
        Heb 11:38 Estos hombres, que el mundo ni siquiera merecía, anduvieron sin rumbo fijo por los desiertos, y por los montes, y por las cuevas y las cavernas de la tierra.
        Heb 11:39 Sin embargo, ninguno de ellos recibió lo que Dios había prometido, aunque fueron aprobados por la fe que tenían;
        Heb 11:40 porque Dios, teniéndonos en cuenta a nosotros, había dispuesto algo mejor, para que solamente en unión con nosotros fueran ellos hechos perfectos.

        En resumen, si Deuteronomio 28 se aplicara a todo hombre (o mujer) de fe, no tendríamos estos versículos de Hebreos en la Biblia porque contradirían a Deuteronomio 28.
        El problema es nuevamente la interpretación (por no hacer una buena exégesis).
        Como escribió MINS.CRV:
        “Con la interpretación individualista de este texto salen otras preguntas: ¿cabeza de qué? Aquí cabe el refrán “mejor cabeza de ratón que cola de león”, pero también, mejor ser una buena cola que una mala cabeza (como las hay tantas). Y también, si voy a estar encima, entonces ¿encima de quién? Hace poco un predicador puso a todos a repetir juntos, “Fui hecho para estar arriba”.
        ¡Cómo los valores paganos de nuestra sociedad se infiltran a la iglesia! ¡La competencia es la ley de la vida! Si estoy yo arriba, no importa que otros tengan que estar abajo. ¿Es eso la voluntad de Dios para ellos?

        P.D.: es un gusto escribirle y me encanta su manera de razonar y argumentar. Siga adelante en su blog. Espero que no la fatigue demasiado con mis respuestas.

        meta-P.D.: me parece que el comentario del Dr. Contreras se refería a las empresas de este mundo: lamentablemente así es, si uno no tiene estudios jamás ocupará los puestos ejecutivos (sólo que esté en los planes de Dios ). Al parecer él no se refería al ministerio.

        por cierto, ¿de qué país escribe?

  9. Mario Leiva Pérez dijo:

    Me parece extraño que no pueda ver que hoy en día los cristianos no matan corderos como lo hacía Israel en el Antiguo Testamento o que los cristianos varones no se circuncidan físicamente como lo hacían los israelitas en obediencia a la prescripción divina, o que los cristianos no observan las leyes sobre la abstinencia de ciertos alimentos como lo hacía el pueblo de Israel según consta en el Antiguo Testamento. Los cristianos tampoco practican el sacerdocio tal y como lo practicaban los levitas en el templo en días del A. T. Entonces es fácil ver que ha habido un cambio y que la regla de vida para los cristianos del Nuevo testamento no es igual a la regla de vida de los israelitas del Antiguo Testamento, aunque ambos testamentos pertenezcan a la Biblia. Por lo tanto no todo lo que dice el A. T. se puede aplicar adecuadamente a los cristianos del N. T.
    P.D. No soy teólogo, tampoco estudié en un seminario, soy un cristiano autodidacta, pero veo las diferencias mencionadas arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s