Ella es Buena con Otros


“Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía”. (Hechos 9:36).

Cuando Ella es una discípula de Jesús, conoce bien sus mandamientos y esto le hace exceder en obras, especialmente, para los necesitados.

Ella medita ¿Quién era Tabita o Dorcas? Era una mujer especial, se le reconoce como  discípula de Jesús y que abundaba en buenas obras.

Tabita, practicaba, no sólo hablaba, como lo hacen los verdaderos discípulos y amigos de Cristo: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. (Evangelio de San Juan 15:14). ¡Sí! así debe de ser, se dice Ella.

Tabita recordaba las palabras de su Señor: estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí” (Evangelio de San Mateo 35:36-37), por eso era tan amada.

Cuando Tabita murió fue llorada en gran manera. Con amor las viudas, a quienes había ayudado y servido, lavaron su cuerpo y le colocaron en una sala y,  en cuanto supieron que el apóstol Pedro estaba cerca le rogaron: “No tardes en venir a nosotros” (Hechos 9:38b).

Al llegar el apóstol pudo ver y experimentar el dolor de los hermanos; ellos le llevaron a la sala donde estaba el cuerpo de Tabita, entonces, todas las viudas llorando le mostraban “las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas” (Hechos 9:39b).

Ante tal muestra de dolor, por una discípula amada, Pedro le pidió a Dios que la resucitase y después de orar “volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó. Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva”. (Hechos 9:40-41).

¡Dios!, esta mujer era necesaria, era una gran sierva y única, nadie más haría el trabajo como ella, por eso el apóstol pidió a Dios que la devolviera, su obra era tan abundante, sus limosnas realmente ayudaban que, Jesús no dudo en responder la oración de Pedro.

Dios mío ayúdame a ser abúndate en buenas obras, porque te amo y quiero oír de ti: “ De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”. (Evangelio de San Mateo 25:40)

 

Anuncios

4 comentarios en “Ella es Buena con Otros

  1. Martha de Berberián dijo:

    Dios se agrada cuando hacemos buenas obras, y a cada uno nos toca hacer cosas diferentes según nuestras habilidades. Dorcas era buena en la costura. Yo en la redacción de libros. Cada uno es diferente y debemos ser responsables en ser buenos con otros.
    Bendiciones, Roxana.

  2. Aldo dijo:

    Inspirador y un gran ejemplo a seguir. Lo positivo y el bienestar común siempre es agradable a Dios Nuestro, el Señor Jesucristo. Quien brinda bienestar a quien Lo engrandece en la obra y en el plan de Nuestro Padre Celestial.
    Gracias por hacernos recordar sobre estos temas amiga… con tu contribución nos apoyas de gran manera 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s