La Piedra Rosetta


Clave de la traducción y permitió, además, conocer el mundo bíblico.

En la antigüedad, muchos fueron los idiomas que hablaron los diferentes pueblos. Varios de ellos todavía no han sido decifrados; sin embargo, gracias a un descubrimiento accidental, ya podemos comprender algunos.

El 15 de julio de 1799, Pierre-Françoise Bouchard, capitán francés de Napoleón Bonaparte, encontró el Egipto una estela de granito negro, con una inscripción bilingüe (griego y egipcio) de un decreto del faraón Ptolomeo V, en tres formas de escritura: jeroglífica, demótica (cursiva) y griego uncial (en mayúsuculas).

Las tropas napoleónicas se encontraban luchando contra el Imperio Británico en la ciudad de Rashid, un pueblo del

Haga clic sobre la imagen para ver video

delta del Nilo, que los franceses llamaron Rosette (de ahí Rosetta). La estela iba a ser transportada a Francia por los miembros del Instituo de Egipto, pero los ejércitos ingleses, que habían desembarcado en la primavera de 1801, la confiscaron pese a las enardecidas protestas de Étienne Geoffroy Saint-Hilaire ante el general británico Hutchinson.

Durante 23 años la escritura permaneció indescifrable, pero gracias a Thomas Young, quien fue relacionando los distintos símbolos y signos de los textos grabados en la estela, se estableció una correspondencia entre ellos. Tiempo despúes, el egiptólogo francés, Jean-Françoise Champollio concluyó la traducción y fue así como la piedra de Rosetta se convirtió en una joya en la historia del lenguaje y la transcripción.

Tres en Uno

La piedra de Rosetta tiene algo más de 1 metro de alto, 72 centímetros de ancho y 27 cm. de espesor, y pesa 760 kilogramos (unas 1,675 libras). Su importancia radica en que contiene un mismo texto en tres tipos de escritura. La jeroglífica era la escritura común en todo Egipto, mientras la demótica solo la utilizaban la casa sacerdotal.

Imagen de Ptolomeo V

La piedra de Rosetta contiene un decreto de 92 renglones emitido por el rey Ptolomeo V: los 14 primeros escritos en signos jeroglíficos, los siguientes 32 en caracteres demóticos, y los últimos 56 en griego uncial. En dicho texto, el faraón abolía varios impuestos, y además daba la orden de elaborar la estela, para que sus disposiciones fueran conocidas por todos.

Por lo anterior, la Piedra de Rosetta es considerada en la actualidad como la llave de la traducción que, no solo abrió al mundo la interpretación de tres idiomas antiguos, sino  permitió conocer más al antiguo mundo bíblico.

Anuncios

3 comentarios en “La Piedra Rosetta

  1. Martha de Berberián dijo:

    Samuel y yo vimos esa piedra Rosetta hace muchos años, así como lo describes, y creo que saqué una foto de Samuel a la par de esa enorme piedra negra, llena de inscripciones. Que bueno recordar ese valor histórico.
    Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s