De Candidatas e Hidalguías


Me había resistido a hablar de esta entrevista, pero, después de meditarlo, recordé que cualquier funcionario público está expuesto a  la opinión de quienes se supone representa.

Hace dos semanas en la cadena de noticias CNN (Channel News Network, por su nombre en inglés), presentó en su programa de entrevistas Cala, a la precandidata presidencial por el partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Zury Ríos.

Con atención me senté a ver el programa, quizá, por haber compartido años de estudio con la entrevistada caí en la ingenuidad de un viejo recuerdo. Esperaba ver una entrevistada de pulso y respeto. Sin embargo, lo que vi fue a la típica candidata que se presenta como la única que trabaja, la que ha luchado a la par de los guatemaltecos, que si fuera el caso, es su deber ante la Constitución de nuestra nación. ¿Por qué lucirlo? Si sólo está cumpliendo con lo que su función le exige. Conforme la entrevista avanzaba me preguntaba : ¿Por qué exhibir nuestras miserias frente a miles de televidentes.

Si quería votos, creo que, somos los guatemaltecos quienes votamos. No necesitaba presentar nuestras  desgracias ante tan grande teleaudiencia. El resto de hispanohablantes, quienes no votan en Guatemala, tal vez verían con cara de asustados u otros, quizá, ya acostumbrados, el monstruoso país que somos, esto de acuerdo a las palabras de la precandita eferregista.

Creo que la diputada Ríos olvido que los guatemaltecos conocemos nuestras miserias y  las enfrentamos cada día, por qué mencionarlas al resto de hispanohablantes.

El diccionario define demagogia como: “Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder”[1].  Y esto fue lo que observe en algunas declaraciones de la diputada Ríos.

Mi corazón sufre mucho… en mi país las mujeres aparecen descuartizadas, violentadas, mujeres  son violadas en los autobuses enfrente de otros  conciudadanos que no se mueven para ayudar, en mi país hay niñas de 3 de 4, 6 años que son abusadas por sus propios padres, en mi país hay chiquitas de 10 años, 10 casos al año 6 casos al año que dan a luz una criatura, no es un caso como en España, son diez casos (sic).

Haga clic si desea ver la entrevista

Triste declaración. Deberíamos darle las gracias a la diputada por su dolor y vuelvo a decirlo, por describir nuestras miserias al mundo.

¡Qué infausto! buscar votos hablando con buena argucia y luego agregar:  “Cuando yo veo la inseguridad, la crisis de violencia, la crisis de justicia, la crisis de violencia, la crisis social  y sabes que  estás en una carrera electoral, para que la gente decida y la gente decide por ti es una enorme responsabilidad es un voto de confianza de saber que pueden depositar en tus manos, en tu programa el cambio del país. Si en estas palabras no  hay demagogia, no sé si existe otra forma de llamarle.

La entrevista sigue.Más adelante la precandidata del FRG se presenta como la primera persona que habló del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), en Guatemala y, pareciera la única que ha hecho algo por ayudar a quienes padecen de esta enfermedad ¡Qué bofetada! Para quienes sin esperar una ley, mucho antes de 1996, cuando al parecer la precandidata empezó su desinteresada labor al respecto;  ya trabajaban ayudando a estos pacientes.

Además, que paradoja en otra de sus respuesta cuando se le cuestiona que solución podría  dar al país con su gabinete y ella dice: “Creo en los pactos y en las alianzas, yo creo que sola Ismael, no puedo hacer nada tengo que planificar, tengo que planificar, sentarme  trabajar con las mujeres, con las asociaciones de la sociedad civil  que tienen la experiencia  en  el tema, con las organizaciones internacionales;  que tienen todos estos fondos del milenio, todos estos fondos mundiales que precisamente trabajan en programas y proyectos, no solamente en este tema sino en el tema de la desnutrición  que también en mi país es un desafío enorme. Me pregunto qué valentía tendrán quienes se sienten a hablar con una persona que desprecio de esta manera su trabajo.

No quiero continuar hablando de esta triste entrevista, que me hizo recordar lo que una vez nos dijo la señora madre de la diputada: Los trapos sucios se lavan en casa. Dicho que al parecer la precandidata olvido.  Por eso, qué disgusto fue verla cuando con una sonrisa le dijo al entrevistador, Ismael Cala, tienes que visitar nuestro país.

Si el periodista de CNN lo hace podrá corroborar las atrocidades que le describió y quizás, él vote por ella.

Anuncios

2 comentarios en “De Candidatas e Hidalguías

  1. Dr. Walter Aldana dijo:

    Tienes mucha razón Roxana. Ya hay suficiente de lo malo y todos lo sabemos.
    Ya es hora de hablar lo bueno y con el buen hablar o bendecir, alejemos lo malo con nuestra palabras.
    En relación a la gente que se dedica a política ya sabemos que lo que buscan son puestos. Realmente no están interesados en que Guatemala mejore, su interés es personal. DTB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s