Mi voto no es para la Miseria


Miseria, sería la palabra que viene a mi mente al  momento de ver cómo la pareja presidencial de Guatemala,  Álvaro y Sandra Colom, bueno  hasta que el juzgado lo decida, iniciaron  su proceso jurídico para divorciarse, haciendo del matrimonio una burla.

Toda persona que tiene sus principios basados en Dios, sabrá que darle el voto a Sandra de Colom -bueno hasta que el juez lo decida-  y no Dios, sería ir en contra de una de las instituciones más defendidas por Jesús, el matrimonio: Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (San Marcos 10:7-9, versión Reina-Valera 1960)

Una de las definiciones de miseria es: “avaricia y mezquindad.”[1], quién quiere una gobernante cuyo motor es esto.

Y  por si  alguno me viene a decir que no meta la religión en política; le recuerdo el artículo 47 de la Constitución de la República: Protección a la familia:  El Estado garantiza la protección social, económica y jurídica de la familia. Promoverá su organización sobre la base legal del matrimonio, la igualdad de derechos de los cónyuges, la paternidad responsable y el derecho de las personas a decir libremente el número espaciamiento de sus hijos”.

QUIEN TENDRÁ EL VALOR DE DARLE SU VOTO A UNA PERSONA que no puede cumplir con un artículo de la Constitución, ¡Sí uno!  y  MUCHO MENOS con la PALABRA DE DIOS. YO NO LO HARÉ.

Anuncios

2 comentarios en “Mi voto no es para la Miseria

  1. Elva Elisa Guevara Ayala dijo:

    Lo mas condenable de todo esto, es que Guatemala se proclama como el pais MÁS EVANGÉLICO de America Central, según algunos con un 50% de poblacion evangélica.

    ¿Dónde están los que promueven los valores del Reino de Dios cuando oran cada dia “Venga tu Reino y hagase tu voluntad”?

    ¿Quién se está volviendo a qué? La sociedad guatemalteca, más apegada a los postulados bíblicos, o los “religiosos” a las conveniencias políticas?

    Quien haya escrito el arículo arriba es alguien muy valiente.
    Felicitaciones.

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Estimada Elva: Gracias por su comentario. En efecto tenemos un alto porcentaje de evangélicos en Guatemala. Lamentablemente, la pareja presidencial no lo es y, por la libertad de culto que la Constitución de la República permite, ellos no tienen principios para defender lo que la Palabra de Dios nos ordena. Yo como cristiana-evangélica, me atreví a escribir esto, no sólo para hacer meditar a quienes comparten la misma fe, sino, para todo aquel que se declara creyente de Dios. No podemos decir que soy creyente de Él, sino practico lo que Su Palabra nos enseña, así como, las principales instrucciones que Jesús nos dejo. La mayoría de la población guatemalteca, de diferentes credos, se ha manifestado en contra de esta terrible y vergonzosa decisión de la pareja presidencial. Gracias, nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s