¿De qué Generación Eres?


El plan del enemigo es “robar, matar y destruir” esta generación que tiene una promesa de marcar el comienzo del regreso de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo[1]“.

Esta frase la tome del libro ¡Arrebátalo! de Judy Jacobs, el cual, recientemente, una amiga me prestó. Con esta oración la autora anima a las personas que conforman la iglesia a vencer a Satanás, ayudar a los olvidados, los perdidos, los solitarios o abandonados. Al leerla quizá luzca sencilla, conocida en su contenido o estimulante para aquellos que se sientan parte de una generación.

La pregunta, sin embargo, que me hice fue: ¿Qué es una generación? En la Biblia se ha traducido del hebreo yāluḏ que significa nacimiento, historia, dar a luz o historia genealógica de una familia. En el libro de Daniel se emplea la palabra aramea dār relacionada con la voz acadia duru, para aludir a una generación de abuelo a nieto, que cubre alrededor de setenta años. En otras partes se refiere a un grupo de personas que viven un período de cuarenta años.

También se usa la palabra dôr, que encierra el significado que comprendemos en español, es decir, un período en el pasado o el futuro, a los hombres de una generación, a una clase de personas.

Si trato de hacer un resumen, una generación abarca desde el nacimiento y continuara a través del tiempo, por lo que, sin querer descubrir el agua azucarada, cada uno de nosotros venimos y pertenecemos a una generación, pero,  mi nuevo cuestionamiento sería a cuál.

Quizá, la que abarca un tiempo exacto, 40 años, como sucedió con aquella generación que quedo sepultada en el desierto y nunca llegó a donde Dios quería llevarle ó 70, es decir, la vida de tres personas, abuelo, padre y nieto, lo que yo veo como una vida buena, pero no va más allá de ello.

Y… si me quisiera incluir en el concepto de una generación de hombres, la tendría que definir por mi edad y algunos me diría que ya no quedan muchos años.

Sin embargo, la definición de ser una clase de persona, creo,  hace  una generación eterna. La frase del libro de Jacobs, realmente, me ha hecho meditar, no sé hasta dónde llegará mi descendencia familiar, pero es mi oración, quizá tardía,  ser como la que habla el Salmo 14:5Ellos temblaron de espanto; porque Dios está con la generación de los justos” (versión Reina Valera 1960).

Deseo pertenecer a aquella generación como la de Pablo, de quien la Biblia no menciona que haya tenido descendencia, pero su huella sigue presente a través de los siglos o como Priscila que a la par de su esposo y el apóstol, llevó el mensaje de Jesús a miles de personas o simplemente como escribió un amigo en su columna de opinión Si me Permiten: “Recuerda algo que es importantísimo: nunca sabes cuál es tu último día. Por eso, vívelo de tal modo que dejas el surco tan claramente trazado que otro podrá retomarlo y seguir adelante”. Que así sea, es mi oración personal.


Fuentes Consultadas: 1. Douglas, J. (2000). Nuevo diccionario Bíblico: Primera Edición. Miami: Sociedades Bíblicas Unidas. 2. Vine W.E. Diccionario Expositivo, de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Exhaustivo de Vine. Grupo Nelson, Inc. Nashville, TN—Miami, Fl, EE.UU, 2007.  3. Strong James. LL:D, STD, Nueva Concordancia Strong Exhaustiva, Editorial Caribe, Inc. Nashville, TN—Miami, Fl, EE.UU. 2003.   

[1] Jacobs Judy. ¡Arrebátalo! Casa Creación. Estados Unidos de América.2006. 4p.

Anuncios

2 comentarios en “¿De qué Generación Eres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s