Aunque lo nieguen o defiendan


El pasado primero de Diciembre se conmemoró el día internacional de la Lucha contra el SIDA, en el cual se hace conciencia de la realidad de esta pandemia.

Debido a esto leí el informe del Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA).  En él se dan conocer los datos y avances de la lucha contra esta enfermedad en 2011. Las cifras indican que a finales de 2010 había 34 millones de personas en el mundo que vivían con el virus.

En el informe se destaca que en Latinoamérica “el número total de personas que viven con el VIH  sigue en crecimiento”. ¡Triste noticia!

Al continuar la lectura el informe indica que la transmisión del VIH se debe en su mayoría por relaciones homosexuales y heterosexuales sin protección y compartir jeringuillas entre consumidores de drogas. Está de más decir que las tres causas podrían atacarse. Pero de qué dependería que esta embestida realmente condujera a la victoria.

En el caso de las relaciones sexuales la respuesta podría ser, utilizar el famoso condón. Sin embargo, es una constetación ingenua. Estudios y testimonios de personas contagiadas han comprobado que no hay una garantía que la protección sea cien por ciento segura.

En el caso de quienes comparten jeringuillas, ¿Qué les podrían recomendar? Que compren una nueva cada vez que se droguen. No quiero ser sarcástica, sino presentar una realidad que algunos niegan y otros defienden.

Aunque estos grupos digan y hablen que la homosexualidad es un derecho; la realidad es otra. Este ‘estilo vida’ va dirigido a condenar a millones al contagio de esta enfermedad; solo en Latinoamérica hay 1.5 millones ya infectados. Bien dijo la Biblia: “de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”. (Romanos 1:27, versión Reina Valera 1960)

De igual manera, las relaciones heterosexuales fuera del matrimonio son la causa que de los 135,000 casos reportados este año, el 36 por ciento sean mujeres infectadas por sus maridos. La Palabra de Dios nos dice: “Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio” (Hebreos 13:4 Traducción en Lenguaje Actual).

Así que, mientras esta pandemia crece diferentes grupos seguirán defendiendo a los homosexuales, a la libertad sexual y lavando sus conciencias ayudando a que los adictos dejen de inyectarse drogas o repartiéndoles jeringas nuevas. Cuando lo que debemos mostrarles es el amor de Dios, Quien nos dio a Su Hijo Jesucristo para librarnos de estos estilos de vida pecaminosa.

Lo anterior, también, me hace pensar que el próximo informe volverá a arrojarnos nuevos datos, algunas esperanzas y avances, pero, lucirán pequeños cuando en este mismo momento 14,000 personas serán infectadas con esta enfermedad, según algunos cálculos que se han hecho sobre el contagio.

Así que, contrario a lo que algunos piensan la Biblia no condena, ofrece vida: “Dios envió a Jesucristo para morir por nosotros. Si confiamos en que Jesús murió por nosotros, Dios nos perdonará”. (Romanos 3:25-26, versión Traducción en Lenguaje Actual). Y leemos también en otra porción de las Escrituras: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). (Efesios 2:5, versión Reina Valera 1960)

En  el amor de Dios te digo: Si has vivido gobernado por algunas de las tres principales causas de infección por VIH, Jesucristo te ama y quiere que seas libre, para tener una vida eterna y no una marcada por la muerte perpetua.

Anuncios

6 comentarios en “Aunque lo nieguen o defiendan

  1. Doménica Dubón dijo:

    ¡Buenísimo! Lo compartiré… Dios te siga dando esa sabiduría e inteligencia para expresar a través de tí lo que Él quiere que le mundo sepa. Bendiciones!

  2. CoraContreras dijo:

    De forma breve, clara y concreta lograste exponer un tema tan difícil de explicar, enfrentando la visión del mundo con la visión del cristianismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s