¿Cuál es su Temor por Nuestra Libre Expresión?


Para todos es bien conocido que en los últimos años personas que gozan de fama en algún área, han decido confesar su práctica homosexual.  Igualmente, su reconocimiento ha sido aplaudido, por quienes apoyan el homosexualismo o lesbianismo.

Uno de los recientes casos mediatizado fue el del jugador de baloncesto Jason Collins, quien como dicen la jerga popular, ˈsalió del closetˈ.

Su confesión ha merecido la felicitación y el apoyo de gente de su gobierno,  su equipo, los Wizard de Washington, de la National Basketball Association (NBA por sus siglas en inglés), y de otros.

En Guatemala, el último caso que ha tomado revuelo fue el de la diputada Sandra Morán Reyes,  del partido Convergencia, recientemente, elegida presidenta de la Junta Directiva del Foro Parlamentario de Mujeres, quien abiertamente se ha declarado lesbiana.

El revuelo,  al parecer, se ha enfocado en su preferencia sexual… bueno, eso creo ha buscado ella y también ha encontrado eco.kite

Resulta que el guatemalteco Alejandro Berganza,  opinó que no la consideraba ideal para el puesto como presidenta en el Foro Parlamentario de Mujeres .

Sin embargo, a pesar que éste dejó claro en su publicación que no se “No se trata de juzgar o criticar a la señora Diputada Morán por sus banderas de ex guerrilla y lesbianismo”.  Ella lo ha acusado por discriminación, por su condición de lesbiana.

La diputada en mención puso la denuncia  en la Procuraduría de los Derechos Humanos. La acusación nace porque ella se siente discriminada, debido a que Berganza, expresó su opinión, al indicar que veía “su imposibilidad de representar a las mujeres en un foro parlamentario de mujeres diputadas.”

Si el señor Collins, la diputada Morán Reyes u otras personas han reconocido su homosexualidad, no es algo  que me mueva la silla.

Mi vida continúa, como la de ellos (perdón por mi mordacidad), pero, como dice, claramente, la Biblia “Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios” (Romanos 14:12, Nueva Versión Internacional), por lo que no tengo ningún problema con todos los que quieran salir del closet.

Lo anterior, lo aclaró para quienes quieran tacharme de homofóbica. La nueva estrategia que usan del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), para que todos los que los apoyen se vayan sobre ti,  ya sea en los medios de comunicación o redes  sociales.

cadenaLo que realmente sí mueve mi corazón y me produce dolor es que, estas personas, con una clara venda en sus ojos, se perderán.

Su conducta es incompatible con la Palabra de Dios, les guste o no al colectivo LGBT y que creo, les tiene sin cuidado alguno. “No se dejen engañar. Ustedes bien saben que los que hacen lo malo no participarán en el reino de Dios. Me refiero a los que tienen relaciones sexuales prohibidas a los que adoran a los ídolos, a los que son infieles en el matrimonio, a los afeminados, a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, a los ladrones, a los que siempre quieren más de lo que tienen, a los borrachos, a los que hablan mal de los demás, y a los tramposos. Ninguno de ellos participará del reino de Dios” (1 Corintios  6:9-10, Traducción Lenguaje Actual).

Por eso, a los homosexuales, lesbianas y demás miembros del LGBT,  solo puedo decirles: Dios les ama y perdona todo pecado, no solo su homosexualismo, lesbianismo u otros. Jesús pagó con precio de sangre la limpieza de ellos.

Estas palabras son y serán las que siempre diré a quienes se proclamen homosexuales y a sus simpatizantes. No busco atacar. Sin embargo, por qué ellos sí. Esto es lo que quiero preguntarles

Cada vez que uno de nosotros no compartimos su conducta sexual ustedes sí  atacan. Díganme Porque quieren cuartar la libertad de expresión de quienes no la compartimos ¿Qué es lo que les molestan? Y en especial al LGBT.

No tiene cada ciudadano la libertad de hablar sin pena de ser sancionado. ¿No lo hacen ustedes?

¿Por qué  buscan y presionan para que se despidan a periodistas? Como ha sucedido en otros países, porque coaccionan para que se les veden sus derechos a otros cadena_2ciudadanos. Todo al parecer, por su conducta sexual ¿Deja de practicarla por esto? Creo que no.

Y cuando nosotros lo expresamos, haciendo valer el primordial derecho a la libertad de expresión, nos atacan. ¿Qué es lo que les molestan?

Porque ustedes piden igualdad y ahora con leyes discriminatorias castigan y quieren tacharnos de homofóbicos. ¿Cuál es su temor?  Quizá  lo que decimos los confronte y eso no les guste. Pero, díganme ¿Que se va hacer? Así es la libertad democrática.

No veo porque ustedes no quieren discriminación y usan casos extremos de personas atacadas, por su homosexualidad, para que esa marginación, ahora caiga sobre nosotros.

Pregunto, otra vez ¿Cuál es su temor a que nos expresemos libremente? ¿ Por qué les altera que  digamos que su conducta no es aceptada por Dios? ¿Qué les molesta? ¿Nuestra libre expresión?

Si queremos proclamar lo que dice la Biblia y que Jesús les llama al arrepentimiento ( sí, ya sabemos les tiene sin cuidado).

Por qué quieren cuartarnos el hacerlo libremente tal y como se dejo ver durante la entrevista  que Eduardo Valdizán, en su programa Hora 15 que, se transmite en la cadena radial de Emisoras Unidas, hizo a la diputada Morán y a Berganza.

“Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16, Nueva Versión Internacional).

Esta es nuestra libertad de expresión, esto es lo único que nos mueve a hacerlo. ¿Cuál es su molestia? O es qué nosotros podemos empezar a llamarlos  homo-opresores.

Anuncios

2 comentarios en “¿Cuál es su Temor por Nuestra Libre Expresión?

  1. TCF Ministries dijo:

    No estoy sorprendido por la declaración ni por las felicitaciones del caso. Lo que llama mi atención es que nuevamente la famosa “tolerancia” que defiende la época (posmoderna), no es ecuánime, como cuando se menciona algún tema que tenga relación con la fe de algunos otros.
    No es de extrañar, puesto que la cuestión de la fe es tomada como algo histórico, privado; algo que inconscientemente hay que desarraigar, hay que separarse de ello, porque la fe pertenece a la era Moderna, la que ya pasó, la que nos dejó sus huellas; pero de la cual no queremos seguir arrastrando su historia.
    Ahora bien, aquí la cuestión tiene que ver con que nuestro mensaje, aunque no sea bien recibido, sí tiene un sentido que va más allá de lo “tolerante”: es un mensaje de inclusión, de pertenencia, de gracia, de amor. Habrá que preguntar, si queremos entender mejor, ¿Qué llevó a Collins salir del clóset? Que nuestra respuesta sea orientada por el profundo y natural ejemplo de Jesús, aunque no sea “bien visto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s