Estamos en guerra, pero, no indefensos


En el evangelio de San Lucas, capítulo 22 de los versos 39 al 46, se nos relata el momento crítico y pará mí, quizás, el más intenso cuando Jesús estaba en el Huerto de Getsemaní, previo a su muerte temporal.

Sus palabras me estremecen en gran manera,  “…y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. (Evangelio de San Lucas 22:41b-42, versión Reina- Valera 1960).

Ahí estaba, el Hijo de Dios;  había llegando el momento por el cual había vivido en la pequeña Tierra, Él había creado el infinito universo, pero, por 33 años había sido conocido como el hijo de un carpintero y una humilde mujer (Evangelio de San Mateo 13:55), en una minúscula nación controlada por un imperio tan grande que, hasta hoy, nunca se ha vuelto a ver uno similar.

Ahí estaba dispuesto a morir por la humanidad completa. En los versículos siguientes se nos dice que “estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra (verso 44). Imagino a Satanás disfrutando la escena, el Hijo de Dios estaba solo, sus discípulos, por más que Él se los había pedido, no le acompañaban en oración. Sin embargo, en ese momento asolador, en el verso 43, dice: Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle”.

En el 45, dice que Jesús se levantó, lo que nos deja claro que seguía de rodillas, para muchos una posición de derrota, pero no es así, Él conocía el poder de la oración, en su humanidad tenía miedo y pánico, más sabía que arrodillarse ante Su Padre era lo mejor, para luego, tener  fuerzas y pararse contra el enemigo, quien, ya tenía definida toda la estrategia para matarle.

Así que, arrodillado en medio de la guerra, Dios, Su Padre, había enviado un ángel. Quizá ha habido momento en que te arrodillas delante de nuestro Padre y en ese momento piensas que estas solo, a mí me ha pasado, sin embargo, no es así, Él nunca nos deja.

En el Salmo 34:7 se nos dice: “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende”. Así es, puedes haber sido atacado por Satanás, Él pensará que te ha derrotado (sabes es nada inteligente, por eso utiliza la misma estrategia), pero, Dios está contigo, Él te reconforta o envía a alguno de sus ángeles, porque nunca te deja indefenso.

angeles.

El enemigo buscará herirte, matarte, robarte o destruirte (Evangelio de San Juan 10:10), pero, cuando oras el diablo no tiene éxito alguno, porque orando estamos en guerra, contra su mísero gobierno formado por potestades, principados, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad, (Efesios 6:12).

Pero, te repito no estamos indefensos, ángeles batallan y nuestra oración es la mejor arma para reafirmar la victoria, por eso, en el mismo capítulo de Efesios verso 18,  después de animarnos a vestir la armadura de Dios, se nos dice: “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu.

Jesús fue crucificado, por tres días Satanás habrá celebrado su efímera victoria, pero, luego Él resucito y su Padre le sentó a su diestra en los lugares celestiales “sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;y sometió todas las cosas bajo sus pies,y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,la cual es su cuerpo,la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. (Efesios 1:20-26).

Así que, recordemos que cuando nos arrodillamos en oración, lucimos débiles, pero, al levantarnos somos poderosos y sobre todo ¡No estamos indefensos!  ¡Dios nos defiende y pelea por nosotros!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s