Mi Dios en la Angustia


“Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían” (Nahúm 1:17). Esta escritura tomó vida en estos últimos días de esta semana. Mi salud otra vez afectada. No era la primera vez en este año.

Cuando llegue al Seguro Social pensé: cuántas horas estaría sentada en la banca esperando atención médica. Sin embargo, al entrar, la cara de la enfermera cambió y  en pocos segundos estaba es una camilla con tres  médicos revisándome y la enfermera y otra más asistiéndolos. En mi mente confusa clamaba a Dios, pero, a la vez decía: Dios, me siento cansada, cuánto más.

¿Cuántas veces has clamado a Dios? Y tus fuerzas ya han decaído. Yo así me sentía, mientras miraba el techo de la sala de emergencias. Entretanto, los médicos me revisaban, me inyectaban y colocaban un suero y también me hacía preguntas que difícilmente respondía.

Uno de los médicos me preguntaba ¿Cómo se llama?  Y yo trataba de recordar mi nombre y hasta la tercera vez, pude responder. Jesús qué me pasa, no recuerdo mi nombre, le dije en mi mente.

2014 había sido un año muy difícil y mi salud había sido la más afectada. En esta ocasión una severa deshidratación, sin ninguna causa, hizo que el PH de mi sangre se trastornara.

Cuando tienes un año así, algunas personas suele llamar a este período, annus horríbilies (año horrible), pero… es posible que los cristiano podamos decir esto.

Los minutos pasaron y un poco menos confusa, me repetía una y otra vez: “Y sabéis que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. (Romanos 8:28), pero, entre más insistía, el verso se asemejaba a un eco vacío que se perdía entre las paredes del hospital y los médicos seguían en su labor.

angustia2“Oh Jehová, oye mi oración, escucha mis ruegos; respóndeme por tu verdad, por tu justicia. Y no entres en juicio con tu siervo; porque no se justificará delante de ti ningún ser humano”. (Salmo 143:1-2). Así clamaba David, mientras era perseguido por Saúl y se escondía en una cueva.

Recordé este salmo entonces, hacía unos meses había empezado a leer el libro de los Salmos y cuando leí este cantico medite: David estaba realmente desesperado y toda fuerza que, en algún momento le sostuvo, había desaparecido. Por ello, suplicaba recordando su condición delante de Dios.

“Porque ha perseguido el enemigo mi alma; Ha postrado en tierra mi vida; Me ha hecho habitar en tinieblas como los ya muertos. Y mi espíritu se angustió dentro de mí; Está desolado mi corazón”. Continúa el verso 3 de este salmo. Ese era el momento en que yo estaba, mi vida postrada en tierra y viendome al borde de la muerte.

No sé cuánto tiempo después, pero, finalmente uno de los médicos empezó a repetirme lo afortunada que era; porque de haber llegado una hora más tarde habría caído en coma.

“Respóndeme pronto, oh Jehová, porque desmaya mi espíritu, no escondas de mi tu rostro, no venga yo a ser semejante a los que desciende a la sepultura. Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma” (Salmo 143: 7 y 8). David continúa con urgencia, igual que la mía.

En mi angustia conocí lo que es  la misericordia de mi Dios. Comprendí que cada día, ella, acompañada de su continuo perdón y amor, me permite seguir adelante y entonces… ¡Sí entonces!  Pude experimentar  el  descanso que pedía.

Ya los tiempos pasados no importaban yo era ya tierra sedienta y solo extendí mis manos a quien podía ayudarme y guiarme a lo que es lo mejor. (Salmo 143: 5-6).

Ya salí del hospital, estoy recuperándome. El amor de mi familia y amigos no se puede describir.  Dios  oyó mi clamor,  fue mi fuerza en la angustia y volvió a mostrar su misericordioso amor… y, sin querer sonar a un cliché; oro que Jesús me guíe a cumplir lo que aun no he hecho, conforme a Su voluntad, porque soy su sierva. (Salmo 143:12).

Este año terminará en pocos días, pero, no será mi annus horríbilis. Mis oraciones jamás serán ecos vacíos. Mi Dios me librará de todo lo que quiera destruirme, “porque nosotros que vivimos siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal”. (II Corintios 4:11).

Anuncios

8 comentarios en “Mi Dios en la Angustia

  1. Briceida guzman dijo:

    “Tu guardaras en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera;porque en ti ha confiado.
    Confiad en Jehova perpetuamente, porque en Jehova el Señor esta la fortaleza de los siglos.”

    Isaias 26:3,4.
    Amada Roxi espero que pronto se recupere por completo, está en mi corazón y en mi oración y recuerde que su vida y la mía están en las manos de nuestro Buen Dios.

  2. Kattia Medrano dijo:

    ¡Que linda lectura Rox!! Aunque no ha sido la misma situación comparto lo de un año horrible… Aunque leyendo tu artículo y la palabra de Dios, en Él me fortalece y me da aliento. Un abrazo

    • Roxana B. Sánchez dijo:

      Así es Kattia. Sé que Dios tiene planes de bien para nuestras vidas. “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

  3. Rita Avendano dijo:

    Mi amiga linda! Dios fortalezca tu cuerpo y tu alma… que tu vida este llena de su presencia y su Santo Espirítu este siempre contigo. Salud, salud en abundancia … y sean concedidas las peticiones de tu corazón. TQM

  4. Cora Contreras dijo:

    ¡Alabad al Dios de los cielos, porque para siempre es su misericordia!

    Si Roxana, al final son las palabras que nos quedan después de todo.Porque nuestra alma sabe que fue su amor y su misericordia lo que nos permite seguir y darle sentido a nuestra vida sobre esta tierra.Dios te dé la fuerza espiritual y física para que cumplas con lo que espera de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s