En mi cumpleaños las aves se volvieron ratones


Eran quizá la una de la madrugada cuando, repentinamente, mis perros comenzaron a ladrar, me preocupe un poco, así que salí a ver, en un inicio mi soñoliento cerebro no podía ver nada, hasta que divisé un pequeño roedor en el centro del jardín.

No suelo tener temor a los animales, salí, sin que mis perros lo hicieran, camine hacia lo que yo creía era un ratón, pero no, era un bebe tacuacín, lo sabía porque ciertas noches su mamá había pasado, sin temor alguno, por la orilla del muro que separa la casa de la otra. ¡Dios tu mamá te dejo tirado! Le dije y agregué, esperemos que regrese por vos, luego me entré.

A la mañana siguiente, con precaución, antes de sacar a mis perros, busque si la madre había regresado por su pequeño, y no, este había caminado hacia unos pequeños matorrales. Pensé ¿Qué voy a hacer? No lo puedo dejar que se muera.

Memito entre los matorrales

Memito entre los matorrales

Con la ayuda de uno de los jardineros, lo puse en una  caja y mi primera opción fue llevarlo al zoológico La Aurora, no lo aceptaron, era silvestre, pero común,  así que, después de que los veterinarios lo revisaron y de asustarme, pues me indicaron que por ser marsupial estaba perdiendo su temperatura corporal -lo que significaba que moriría-, me indicaron que lo llevará al Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap)

Finalmente en el Conap lo recibieron. Firme un papel que certificaba que legalmente había entregado a Memito, como lo había bautizada en la cinco horas que había estado conmigo.

Sentí un alivio, le administraron una medicina bebible  y se hicieron responsables de tenerlo bien hasta que creciera, para luego, dejarlo libre en su hábitat natural. Lejos estaba yo de pensar que este pequeño roedor  me enseñaría algo.

Semanas después en el matutino Prensa Libre, publicaron un Twitter, el cual narraba como un usuario del metro de Nueva York, había filmado, con su celular a un ratón que llevaba un pedazo de pizza, al final  del vídeo el pequeño roedor, al verse descubierto huyó dejando su alimento. Mi primer pensamiento fue ¡Ay espero que haya dejado que se llevara su comidita!

Fue en ese momento cuando me acordé de Memito y Dios me recordó el verso bíblico del Evangelio de San Mateo 6:26 “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?”

En ese instante Dios me permitió dejar mi preocupación (han sido tiempos de fe),  y con su amor inmenso, me permitió renovar mi confianza en Él y en la forma que Jesús sabe hacerlo conmigo, me dijo: No voy a dejarte. No quiero sonar ridícula, pero, Dios siempre tiene formas de hablarte.

Sé que debo hacer mi trabajo, el alimento está ahí, pero, las aves y los ratones deben buscarlo. Y si lo hago, sé, que con mayor cuidado del que tuve con Memito al llevarlo un lugar seguro donde cuidarían de él, así mi Padre Celestial, lo hará conmigo.

Y hoy celebro y agradezco un nuevo año de vida. Mi fe y esperanza están en Jesús, sin importar que tan silencioso luzca el panorama. Porque si Dios cuida de los ratones…

¡Gracias Dios por un año más! Y lista para seguir viendo tus milagros y asombroso amor.

Anuncios

4 comentarios en “En mi cumpleaños las aves se volvieron ratones

  1. Miguel Chuga dijo:

    Hola 🙂 bien por Memito y mejor por ti, pues, tienes un corazón misericordioso hacia la naturaleza,Dios tiene cuidado de ti, pues, con fe haz estado dependiendo de Él y eso es lo que el Señor recompensa, al final, del camino la fe y la perseverancia conmueven el corazón de nuestro Padre.
    Hasta aquí nos ha ayudado Jehová
    PD. siempre te leo :p

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s