Descubren Palacio Real de David

Siete años tomó sacar a luz, nuevamente, uno de los palacios reales del rey David.

Lo que fuera el palacio, está en la parte de la urbe de Saarim, ciudad de Judá,  mencionada en el Primer Libro de Crónicas 4:31: Bet-marcabot, Hazar-susim, Bet-birai y Saaraim. Estas fueron sus ciudades hasta el reinado de David.”

La construcción real y un almacen que, conforman el descubrimiento, se cree datan del siglo X  a. C. , período en que David reinó en las cercanías de Jerusalén.

La construcción real está en el centro del sitio llamado Khirbet Qeiyafa y desde la cual se podía controlar las casas bajas que estaban en la ciudad, además de tener una vista lejana del Mar Mediterráneo. Los arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Autoridad de Antigüedades de Israel, dijeron que el descubrimiento  forma parte de un gran complejo fortificado al oeste de Jerusalén.

Vista aérea de una parte del Palacio

Vista aérea de una parte del Palacio

Según los profesores Garfinkel y Ganor, Khirbet Qeiyafa es el mejor ejemplo expuesto a la fecha de una ciudad fortificada de la época del rey David. En la zona superior de la ciudad se reveló la parte sur de un gran palacio que se extendió en un área de 1.000 metros cuadrados.

El muro de cierre del palacio es 30 metros de largo y hay una impresionante entrada, a través de la cual se desciende hasta la puerta sur de la ciudad, frente al valle de Elah. Alrededor del perímetro de la vivienda real estaban las habitaciones en las que se encontraban varias instalaciones – evidenciando la existencia de una industria de metal, recipientes especiales de cerámica y fragmentos de vasos de alabastro que fueron importados de Egipto.

Según los investigadores, el almacén con pilares de 15 metros de largo por 6 metros de ancho fue un edificio donde el reino almacenaba impuestos que recibía en forma de productos agrícolas, obtenidos de los habitantes de los diferentes pueblos de Judá.

Imagen de algunas de las jarras

Imagen de algunas de las jarras

También se encontraron cientos de grandes jarras de tiendas, cuyo mango está estampado con un sello oficial, como era costumbre en el Reino de Judá durante siglos.

Lo extraordinario de este descubrimiento es que es el primer palacio del rey bíblico en ser descubierto, en el cual dormía David cuando visitaba las colinas y se cree fue destruido en una de las batallas contra los filisteos alrededor del 980 A.C

Más información haga clic aquí: Biblical Archaeology Society

Descubren restos de Tabernáculo

En fecha reciente arqueólogos israelíes encontraron restos del Tabernáculo Bíblico en Silo.

Los restos encontrados podrían establecerse entre el período de la conquistas de la tierra prometida, cuando Josué dirigía al pueblo de Israel y el momento en que David subió al trono de la nación.

El descubrimiento consiste en agujeros tallados en rocas que habrían sido utilizados como base, para colocar las vigas de madera que servían para erigir la estructura del tabernáculo.

tabern

Imagen del hallazgo arqueológico

En el mismo lugar se encontraron también ollas de barro  y tres grandes hornos que, según los arqueólogos del Departamento de Arqueología de la Administración Civil de Judea y Samaria, quienes realizaron el descubrimiento, pudieron haber sido usados como parte de un servicio público religioso.

En la misma área también se encontraron ruinas de lo que al parecer es la esquina suroeste de la muralla que rodeaba la ciudad de Silo; donde se cree estaría la puerta de la urbe.

Lo anterior hace creer, aun más, que ahí estaría ubicado el tabernáculo, como se lee en el libro de Josué capítulo 18 verso 1: “Toda la congregación de los hijos de Israel se reunió en Silo, y erigieron allí el tabernáculo de reunión, después que la tierra les fue sometida.” (Versión Reina-Valera 1960)

Igualmente en la zona se hallaron huesos de animales que habrían sido sacrificados de acuerdo lo establecido en la Ley.

Con información de Israel Hayom

Encuentran objetos de la época de David

Vista de Khirbet Qeyafa

El pasado 8 de mayo en la ciudad conocida como Khirbet Qeyafa en Judá, junto al valle de Ela, se descubrieron ricos objetos de cerámica, piedra y herramientas de metal, para la adoración de  Dios; los cuales corresponden a la descripción bíblica de culto en la época del rey David.

Se sabe que para el rey David adorar y alabar a Dios eran prácticas constantes en su vida, de ahí que, de los 150 Salmos de la Biblia, 73  son de su autoría.

Asimismo, cuando David fue proclamado rey de todo Israel trajo el arca de Dios a Jerusalén  (1 Crónicas 11.1-3) y, cuando “la instalaron presentaron holocaustos y sacrificios de comunión en presencia de Dios” (1 Crónicas 16:1b, Nueva Version Internancional),  y luego el soberano organizó a los levitas para “para que ministraran, dieran gracias y alabaran al Señor, Dios de Israel” (1 Crónicas 16:4b, Nueva Versión Internacional).

Los instrumentos encontrados son anteriores a la construcción del templo de Salomón,  por 30 ó 40 años y son la primera evidencia física de culto en la época del rey David, según los arqueólogos.

El lugar del hallazgo, la antigua ciudad fortificada de Hirbet Qeyafa, parte de Judá, junto al valle de Ela, que estaba frente a la ciudad filistea de Gat, lugar en donde la Biblia nos narra que David venció al gigante Goliat (1 Samuel capítulo 17).

Vaso de libación

Los descubrimientos pertenecen a un estilo arquitectónico típico del período de David y del urbanismo de la época de los primeros reyes de Israel. Con esto se fortalece la  historicidad de la tradición bíblica y las descripciones arquitectónicas que leemos del Palacio y el Templo de Salomón, explicó, el profesor en Arqueología Yosef Garfinkel, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Con lo anterior,  se niega por completo la tradición que argumentaba que el rey David era una figura mitológica o simplemente un líder de una tribu pequeña.

Primer santuario pórtatil

Los objetos encontrados son: cinco piedras de pie, dos altares de basalto, dos vasos de libación de cerámica y dos altares portátiles, cuyas características  han sido descritas en ciertos pasajes bíblicos.

Los santuarios portátiles, uno miden, aproximadamente,  20 centímetros de alto y el otro 35, ambos tienen forma de caja y se colocaban en templo. El primero está hecho de cerámica y el otro de piedra caliza.

El santuario de cerámica es una fachada bastate elaborada que incluyen dos leones, dos pilares, una puerta principal y en el techo tres pájaros, esta descripción es similar a la que Salomón utilizo en la construcción de las dos columnas, Joaquíny Boaz (I Reyes 7: 13-22).

El santuario de piedra está hecho de piedra caliza pintada de rojo. Su fachada está decorada con dos elementos. El primero lo consituyen  siete grupos de vigas del techo, de tres tablones de cada uno. Estos elementos arquitectónicos, conocidos como “triglifos,” se observan también en los templos clásicos griegos, como el Partenón de Atenas. Su aparición en Khirbet Qeiyafa es el primer ejemplo conocido de tallado en piedra, un hito en la arquitectura mundial.

Segundo Santuario Portátil

El segundo elemento decorativo es la puerta empotrada. Este tipo de puertas o ventanas  se conoce en la arquitectura de templos, palacios y tumbas reales del antiguo Cercano Oriente. Era un símbolo típico de la divinidad y la realeza de la época.

El modelo de la piedra es de gran ayuda, para comprender los términos técnicos utilizados para describir la construcción del palacio del rey  Salomón (1 Reyes 7, 1-6; 1 Reyes 6, versículos 5, 31-33), y también podemos leer sobre ello en el verso 6 del capítulo 41 del profeta Ezequiel. Anteriormente, estos versículos no se comprendían del todo pero con estos hallazgos se captan mejor, agregó Garfinkel .

Es así que, por primera vez en la historia se tienen objetos reales de la época de David descritos en versos bíblicos que, quizá, hemos leído sin mucha atención.

Con información de Bible History Daily

Descubren altar filisteo

Un altar con cuernos que data de segunda mitad del siglo IX a. C., fue descubierto en  Tell es-Safi, antiguamente,  la ciudad filistea de Gat.

Gat fue durante los tiempos bíblicos una de las cinco ciudades principales de los filisteos.  A esta metrópoli fue llevada el Arca del Pacto, como botín de la victoria, cuando los archienemigos de Israel los vencieron (Primer Libro de Samuel capítulos 4,5 y 6).

Como dato curioso los filisteos colocaron el arca en el templo de su dios Dagón, éste fue encontrado dos veces postrado ante ella. En la segunda, la estatua fue hallada con  las dos palmas de sus manos cortadas sobre el umbral, habiéndole quedado a Dagón el tronco solamente (I Libro de Samuel 5:4).

El altar tiene dos cuernos y mide dos metros y 22 centímentros de altura. Fue descubierto, mientras limpiaban el área, después de unos derrumbes a causa de las lluvias, a solo 10 centímetros de la superficie de la tierra.

Altar Filisteo, imagen de Biblical Archaelogy Society

 
Para los arqueólogos e historiadores los dos cuernos de este altar brindan una luz más clara del origen de los filisteos, ya que las astas son similares a los toros que se adoraban en la civilización minoica (cultura pre-helénica).
 
Los minoicas se cree que habitaron en la ciudad de Caftor (Deuteronomio 2:23), eran conocidos, en ese entonces, como caftoreos, uno de los pueblos que figuran en la tabla de las naciones, como descendientes de Cam, segundo hijo de Noé, junto con los casluhim, de los cuales salieron los filisteos (Génesis 10:14 y el Libro de Crónicas 1:12)
 
Con información de Biblical Archeology Society y Douglas, J. (2000). Nuevo diccionario Bíblico: Primea Edición. Miami: Sociedades Bíblicas Unidas.

Descubren una de las campanillas que usaba el Sumo Sacerdote

Arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) descubrieron, en un canal de desagüe, una campanilla que formaba parte de la vestimenta del Sumo Sacerdote. Este desaguadero iniciaba en el estanque de Siloe, atravesaba  la ciudadela de David y finalizaba en lo que hoy es un parque arqueológico adyacente al Kotel (Muro de los Lamentos), en Jerusalén.

La campanilla fue encontrada en un sitio que, según investigaciones, era la principal calle de Jerusalén. Esta  arteria se adentraba a la Ciudadela de David y llegaba a un intercambiador, conocido hoy como Arco de Robison,  sobre este se alzaba una escalera con varios tramos por la cual los sacerdotes y el resto de la población llegaban al templo, para orar y ofrecer sacrificios.

La campanilla encontrada, pudo haberse desprendido del efod del Sumo Sacerdote cuando pasó por el lugar.

Recordemos que el efod era una vestidura de lino fino, corta y sin mangas que usaban los sacerdotes.

En el Antiguo Testamento se utilizan dos palabras para campanilla, una de ellas es: pa˓amôn que significa, golpeando, batiendo.

Esta palabra es la misma que se utiliza en textos como Éxodo 28: 33 “Todo el borde de la capa llevará adornos en forma de fruta, hechos de tela morada, tela azul y tela roja. En medio de cada adorno se pondrá una campanita de oro. Así, cuando el sacerdote Aarón entre o salga del santuario para hacer su trabajo, oiré las campanitas y no le quitaré la vida”. (Versión Traducción en Lenguaje Actual).

Fuentes Consultadas: Diario Aurora , Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Más Antiguas que los Rollos del Mar Muerto

Tres años tomó sacar a luz esta escritura bíblica

Se les conoce como manuscritos de plata o las volutas de plata -por su forma espiral-,  fueron encontradas en Ketef Hinnom, ahora, un valioso sitio arqueológico cerca de Jerusalén. Las excavaciones fueron realizadas por el arqueólogo  Gabriel Barbkav, de la Universidad de Bar Ilán, cerca de Tel Aviv, Israel.

El lugar se considera una sepultura con varios compartimientos, labrada en la roca. Como se sabe las tumbas  judías “se encontraban generalmente fuera de la ciudad; existen pruebas arqueológicas limitadas de tumbas familiares compuestas de una (o varias) cámaras de forma irregular en hendiduras de peñas, con bancos, a las que se llegaba por un corto túnel en pendiente, que se cerraba mediante una piedra cortada a medida”.(Diccionario Bíblico,Douglas, J).

La tumba es rica en una buena cantidad de intrincados elementos artesanales de plata y oro, piezas de joyería y de vidrio, y más de 250 piezas completas de elementos de alfarería. Sin embargo, lo extraordinario son estas volutas llamadas amuletos atropaicos (objetos que se utilizaban para alejar un influjo maligno), que tienen inscritas lo que se conoce como la bendición sacerdotal del capítulo 6 del libro de números de los versos 24 al 26.

Una de las Volutas

Se cree que las dos volutas son 400 años más antiguas que los Rollos del Mar Muerto, encontrados en Quram, por eso se debió utilizar una cuidadosa técnica para desenrrollarlas en los laboratorios del Museo de Israel. Cuando fueron finalmente extendidas se pudo ver la inscripción del tetra-grámaton divino YHWH –que ahora traducimos como Jehová o Yahweh, o nombre de Dios.-

El tetra-grámaton es seguido de las siguientes palabras: Te bendiga YHWH y te guarde haga YHWH brillar su rostro sobre ti y te conceda la paz; texto bíblico de Números 6:24 – 26: Jehová te bendiga, y te guarde;  Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz” (versión Reina Valera 1960).

Para todos aquellos que amamos la Biblia, ésta es una prueba más que la Palabra de Dios es la misma hoy y siempre,  Su Palabra siguen transformado vidas a través de los siglos.

Igualmente, las dos volutas proporcionan evidencias de la antigüedad de la Biblia, ya que se cree que ambas fueron hechas durante la época del profeta Jeremías.

Fuentes Consultadas: Biblical Archeology. Nuevo Diccionario Bíblico, Douglas, J. (2000). Nuevo diccionario Biblico: Primera Edicion. Miami: Sociedades Bíblicas Unidas. Biblia Web.

La Piedra Rosetta

Clave de la traducción y permitió, además, conocer el mundo bíblico.

En la antigüedad, muchos fueron los idiomas que hablaron los diferentes pueblos. Varios de ellos todavía no han sido decifrados; sin embargo, gracias a un descubrimiento accidental, ya podemos comprender algunos.

El 15 de julio de 1799, Pierre-Françoise Bouchard, capitán francés de Napoleón Bonaparte, encontró el Egipto una estela de granito negro, con una inscripción bilingüe (griego y egipcio) de un decreto del faraón Ptolomeo V, en tres formas de escritura: jeroglífica, demótica (cursiva) y griego uncial (en mayúsuculas).

Las tropas napoleónicas se encontraban luchando contra el Imperio Británico en la ciudad de Rashid, un pueblo del

Haga clic sobre la imagen para ver video

delta del Nilo, que los franceses llamaron Rosette (de ahí Rosetta). La estela iba a ser transportada a Francia por los miembros del Instituo de Egipto, pero los ejércitos ingleses, que habían desembarcado en la primavera de 1801, la confiscaron pese a las enardecidas protestas de Étienne Geoffroy Saint-Hilaire ante el general británico Hutchinson.

Durante 23 años la escritura permaneció indescifrable, pero gracias a Thomas Young, quien fue relacionando los distintos símbolos y signos de los textos grabados en la estela, se estableció una correspondencia entre ellos. Tiempo despúes, el egiptólogo francés, Jean-Françoise Champollio concluyó la traducción y fue así como la piedra de Rosetta se convirtió en una joya en la historia del lenguaje y la transcripción.

Tres en Uno

La piedra de Rosetta tiene algo más de 1 metro de alto, 72 centímetros de ancho y 27 cm. de espesor, y pesa 760 kilogramos (unas 1,675 libras). Su importancia radica en que contiene un mismo texto en tres tipos de escritura. La jeroglífica era la escritura común en todo Egipto, mientras la demótica solo la utilizaban la casa sacerdotal.

Imagen de Ptolomeo V

La piedra de Rosetta contiene un decreto de 92 renglones emitido por el rey Ptolomeo V: los 14 primeros escritos en signos jeroglíficos, los siguientes 32 en caracteres demóticos, y los últimos 56 en griego uncial. En dicho texto, el faraón abolía varios impuestos, y además daba la orden de elaborar la estela, para que sus disposiciones fueran conocidas por todos.

Por lo anterior, la Piedra de Rosetta es considerada en la actualidad como la llave de la traducción que, no solo abrió al mundo la interpretación de tres idiomas antiguos, sino  permitió conocer más al antiguo mundo bíblico.

Los Rollos del Mar Muerto

Si alguna vez te has preguntado si la Palabra de Dios es la misma para todos, esta información podrá ayudarte.
Los textos bíblicos han sobrevivido a través de los siglos, gracias al trabajo de los escribas, quienes eran personas dedicadas a copiar textualmente los escritos antiguos.

A lo largo de la historia, el trabajo de los escribas fue considerado una labor sagrada, por lo que al momento de copiar los escritos debían cumplir reglas muy estrictas.

Un ejemplo de ellos es que al concluir la transcripción del manuscrito se contaban las líneas, para ver si coincidían con el texto original, pues éste tenía que ser una réplica exacta de los otros.

Gracias a esta valiosa labor hoy conocemos la mayoría de eventos históricos de la Humanidad. Uno de ellos, y quizás el descubrimiento histórico más importante del siglo XX, es el hallazgo de los rollos del Mar Muerto, también conocidos como los manuscritos de Qumrán, por el área donde se encontraron.

Qumrán, es el nombre árabe contemporáneo dado a unas ruinas situadas en una terraza, a 375 metros bajo el nivel del mar Mediterráneo. Allí habría habitado una comunidad de la congregación judía de los esenios. El lugar dista dos kilómetros del mar Muerto y 13 Km. al sur de Jericó.

Fue en esta área donde Jum’ a y su primo Mohammed ed-Dhib encontraron, en una gruta ubicada a orillas del Mar Muerto, siete rollos con textos en hebreo, arameo y griego.

Fragmento de los Rollos del Mar Muerto

Los textos correspondían a la biblioteca de la referida comunidad religiosa judía que se llamaban así mismos “Yahad”, es decir, “comuna”, que vivió en la región en tiempos de Jesús. Sin embargo, su vida común fue interrumpida en el año 68 d.C., cuando tuvieron que huir de los romanos.

Es posible que esa circunstancia los llevara a resguardar las escrituras, las cuales introdujeron en vasijas de barro y luego enterraron en las cuevas donde fueron halladas. Es así que 1940 años después, volvieron a salir a la luz.

Los documentos contenían copias de todos los manuscritos del Antiguo Testamento, excepto el Libro de Ester. 

Sorprendentemente, pese a que databan de hacía casi dos milenios, tenían poquísimas variaciones, con lo que quedaba demostrada la precisión y fiabilidad del trabajo de los escribas y que La Palabra de Dios era la misma.

Asimismo, gracias a este desbubrimiento muchos creyentes pudieron y pueden reafirmar su fe en que la Palabra de Dios es la misma hoy y siempre.

“Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”.(Mateo 5:18, versión Reina Valera 1960.)

 

Más información: Inician a digitalizar para Internet, Rollos del Mar Muerto

* Fuentes Consultadas: ¿Cómo nos llegó la Biblia? La Historia del Libro que Cambió el Mundo por Meryl Doney. Los Rollos del Mar Muerto: ¿Quiénes los Escribieron? , artículo publicado en labibliaweb.com