Los 10 libros más vendidos en el Mundo

De mis lecturas encontré este post, en el sitio Hub Pages. En este, el escritor e investigador estadounidense James V Chapman, publican el ranking  de los libros más vendidos en los últimos 50 años. Su valoración se basa en los ejemplares comercializados en los últimos 50 años.

Estos son los 10 libros más vendidos de la historia.

 1 La Biblia: Ocupa el primer lugar entre los libros más leídos en el mundo con casi 4.000 millones de copias. Ha sido traducida a más de 2.400 idiomas y dialectos.
2 El Libro Rojo de Mao Tse-tung:  Éste concentra los principios de la ideología del partido comunista chino. Cuenta con más de 820 millones de libros registrados.
3 Harry Potter: La historia del niño mago cautivó a grandes y chicos por igual. Con cifras estimadas entre 400-500 millones de ejemplares vendidos.
4 El Señor de los Anillos: Todo ranking de libros necesita una épica y, sin duda, la de J.R.R. Tolkien ha entretenido a miles desde la primera publicación en 1954 y hoy es todo un referente de la cultura popular.
5 El Almiquista: El texto de Paulo Coelho no solo ha inspirado a millones de personas, también ha sido traducido a más de 67 idiomas.
6 El Código Da Vinci: Ficción y misterio se unen en este popular libro que supera los 70 millones de ejemplares.
7 Crepúsculo: Sí, la saga vampírica de Stephenie Meyer logró superar importantes récords de ventas y se convirtió en uno de los fenómenos literarios de la pasada década.
8 Lo que el viento se llevó: Es una de las novelas románticas más leídas de todos los tiempos. La vida de Scarlett O´Hara durante la Guerra de Secesión ganó el premio Pulitzer y la adaptación al cine el Óscar.
9 Piense y Hágase Rico: En noveno lugar está el popular método de desarrollo profesional, motivación y “manual para hacer dinero” de Napoleón Hill.
10 El diario de Ana Frank: Considerado uno de libros más relevantes del siglo XX, los manuscritos recopilan los pensamientos, temores y experiencias de Ana, una adolescente judía que vivió oculta durante la ocupación Nazi en plena Segunda Guerra Mundial.

Autor Jared Fanning

Así que, si no ha leído alguno de ellos, resultaría interesante pensar si desea hacerlo.

La coma blasfema y otras erratas de la Biblia

Saludos, entre mis lecturas encontré este curioso artículo de Javier Sanz,  se los comparto y espero sus comentarios. A continuación el texto.

“No me refiero a interpretaciones de la Biblia sino a erratas de edición o impresión que cambiaban el sentido del texto dándole un giro gracioso o blasfemo, según se mire. Muchas de estas ediciones erróneas se han convertido en objeto de coleccionista.

biblia_FC_1La coma blasfema: en varias ediciones de la Biblia King James dice: “Y también hubo otros dos malhechores [crucificados junto a Jesús]” debería haber sido “Y también hubo otros dos, malhechores” para no incluir a Jesús en ese distinguido grupo.

La Biblia de los pecadores o de los malvados: se refiere a la Biblia publicada en 1631 por Robert Barker y Lucas Martin en Londres. El nombre que se le dio a esta Biblia es por el error, por omisión, de la palabra “no”: en los Diez Mandamientos ( Éxodo 20:14 ), aparece “Cometerás adulterio” en lugar de “No cometerás adulterio“. Los editores de la Biblia fueron multados con £ 300 y privados de su licencia de impresión. Hoy en día, existen 11 copias de esta edición.

La Biblia de los injustos: se llama así a una edición de Cambridge en 1653. En la primera carta a los Corintios se hace la pregunta: “¿No sabéis que los injustos heredarán el reino de Dios?“, en lugar de “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?“.

La Biblia de los tontos: edición de 1763. En un Salmo relata: “Dice el necio en su corazón hay un Dios“, en lugar de “… no hay un Dios“. Las impresores fueron multados con tres mil libras y se destruyeron todas las copias.

La Biblia de los camellos: es esta edición de 1823 se incluye “se levantó Rebeca y sus camellos (camels)“, en lugar de “se levantó Rebeca y sus doncellas (damcels)“.

La Biblia de la impresora: es una edición publicada de 1702. En el Salmo 119, en lugar de…haz clic aqui para continuar leyendo.

Libro de Salmos, el más caro de la Historia

En fecha reciente se pagó  14.2 millones de dólares por El Libro de Salmos de la Bahía, cantidad jamás pagada por un libro.

El impreso era  parte de la colección de la Iglesia Antigua Sur en Boston, Massachusetts, que lo tuvo por más de 300 años. Es una de las dos copias que poseían la congregación. Con la venta busca apoyar su misión y ministerio en Bostón.

El libro de Salmos de la Bahía formó parte de una edición de 1,700 ejemplares de la cual solo quedan 11 copias  distribuidas en las bibliotecas de las universidades de Harvard, Yale, Oxford, la Biblioteca Pública de Nueva York y la Biblioteca Huntington en California.

El Libro de Salmos de la Bahía

El Libro de Salmos de la Bahía

De acuerdo a datos históricos Los puritanos congregacionalistas se asentaron en la Bahía de Massachusetts, Estados Unidos, en busca de libertad religiosa.

Como una forma de marcar esto decidieron traducir y producir una versión del Libro de los Salmos que fuera más cercana al hebreo original. Finalmente, fue publicada en 1630.

El libro posee un valor histórico porque se considera un símbolo de la identidad de los Estados Unidos, al  ser el primero que se tradujo e imprimió en la América británica.

A pesar de esto, los expertos explican que su traducción ha sido estimada  algo torpe y su edición ha sido criticada por su mala calidad y errores tipográficos. Sin embargo, estos desaciertos son precisamente algunas de las características que lo hacen más valioso.

El filántropo David Rubenstein, quien compró la copia, “planea compartirlo con el público estadounidense al prestarlo a las bibliotecas en todo el país.  Sotheby’s,  fue la casa que subastó el ejemplar.

Para los historiadores, el pequeño texto puede valorarse como el precursor de las batallas de Lexington y Concord, agregó David Redden vicepresidente de Sotheby’s  , al decir que  con él  la nueva nación de  Estados Unidos declaraba su independencia de la Iglesia de Inglaterra”.

¿Deberemos tener dos Biblias?

He empezado a escuchar esto más seguido que ya llegó a preocuparme, una constante del conductor de los programas radiales la Escuela Dominical del Aire y la Hora del Estudio Bíblico y Teólogo Edgar Contreras Rosales, quien,  en sus disertaciones suele decir que determinado versículo es para Israel y no para la iglesia.

Mi preocupación crece porque yo creo en la universalidad de la palabra, yo no puedo leer la Palabra de Dios pensando que este verso no es para mí como miembro de la iglesia, sino para Israel. No creo que Dios haya inspirado su Palabra de esta forma.

Si esta constante se mantiene luce peligrosa, ya veo a personas diciendo: este verso  es solo para los israelitas, no para la iglesia, porque, lamentablemente, hay personas que escuchan estos programas sin analizar lo que este hombre dice, únicamente, confiando en su trayectoria.

El señor Contreras agrega que las personas que creen que determinado  verso es para la iglesia, cuando, según su criterio, es para Israel, es porque no han estudiado bien la Biblia. Peligrosa afirmación, pareciera que él es el único poseedor de la interpretación bíblica.

Realmente, al escribir esto es una preocupación genuina, no una crítica, no sé si alguien más pueda percibir lo peligroso que resulta tal afirmación. El acérrimo enemigo de los creyentes, el diablo, le resultará  interesante y como dice el  viejo dicho «sacar raja» de esta enseñanza.

Me niego a creer que ahora debamos separar porciones bíblica, porque su enseñanza es para los israelitas y no para mí, como creyente y miembro de la iglesia.

Me niego a creer que cuando Jesús dijo “...que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” (Mateo5:18), será  que lo hizo diciendo, esto es solo para los judíos, no para mis nuevos discípulos.

Más bien, creo que cuando Jesús dijo esto, estaba hablando no solo del cumplimiento de Su Palabra, sino  de su autoridad eterna y universal y que requiere respeto de todo discípulo de Él.

O quizá las personas empiecen a hablar de que debamos tener dos Biblias, acaso el señor Contreras debería tomarse el tiempo de separar lo que el considera es para unos y para otros, para luego, presentarlo a los miembros de la iglesia y sus colegas, tal vez, sea sarcástica, pero, no puedo aceptar estas peligrosas afirmaciones.

Más Antiguas que los Rollos del Mar Muerto

Tres años tomó sacar a luz esta escritura bíblica

Se les conoce como manuscritos de plata o las volutas de plata -por su forma espiral-,  fueron encontradas en Ketef Hinnom, ahora, un valioso sitio arqueológico cerca de Jerusalén. Las excavaciones fueron realizadas por el arqueólogo  Gabriel Barbkav, de la Universidad de Bar Ilán, cerca de Tel Aviv, Israel.

El lugar se considera una sepultura con varios compartimientos, labrada en la roca. Como se sabe las tumbas  judías “se encontraban generalmente fuera de la ciudad; existen pruebas arqueológicas limitadas de tumbas familiares compuestas de una (o varias) cámaras de forma irregular en hendiduras de peñas, con bancos, a las que se llegaba por un corto túnel en pendiente, que se cerraba mediante una piedra cortada a medida”.(Diccionario Bíblico,Douglas, J).

La tumba es rica en una buena cantidad de intrincados elementos artesanales de plata y oro, piezas de joyería y de vidrio, y más de 250 piezas completas de elementos de alfarería. Sin embargo, lo extraordinario son estas volutas llamadas amuletos atropaicos (objetos que se utilizaban para alejar un influjo maligno), que tienen inscritas lo que se conoce como la bendición sacerdotal del capítulo 6 del libro de números de los versos 24 al 26.

Una de las Volutas

Se cree que las dos volutas son 400 años más antiguas que los Rollos del Mar Muerto, encontrados en Quram, por eso se debió utilizar una cuidadosa técnica para desenrrollarlas en los laboratorios del Museo de Israel. Cuando fueron finalmente extendidas se pudo ver la inscripción del tetra-grámaton divino YHWH –que ahora traducimos como Jehová o Yahweh, o nombre de Dios.-

El tetra-grámaton es seguido de las siguientes palabras: Te bendiga YHWH y te guarde haga YHWH brillar su rostro sobre ti y te conceda la paz; texto bíblico de Números 6:24 – 26: Jehová te bendiga, y te guarde;  Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz” (versión Reina Valera 1960).

Para todos aquellos que amamos la Biblia, ésta es una prueba más que la Palabra de Dios es la misma hoy y siempre,  Su Palabra siguen transformado vidas a través de los siglos.

Igualmente, las dos volutas proporcionan evidencias de la antigüedad de la Biblia, ya que se cree que ambas fueron hechas durante la época del profeta Jeremías.

Fuentes Consultadas: Biblical Archeology. Nuevo Diccionario Bíblico, Douglas, J. (2000). Nuevo diccionario Biblico: Primera Edicion. Miami: Sociedades Bíblicas Unidas. Biblia Web.

Los Rollos del Mar Muerto

Si alguna vez te has preguntado si la Palabra de Dios es la misma para todos, esta información podrá ayudarte.
Los textos bíblicos han sobrevivido a través de los siglos, gracias al trabajo de los escribas, quienes eran personas dedicadas a copiar textualmente los escritos antiguos.

A lo largo de la historia, el trabajo de los escribas fue considerado una labor sagrada, por lo que al momento de copiar los escritos debían cumplir reglas muy estrictas.

Un ejemplo de ellos es que al concluir la transcripción del manuscrito se contaban las líneas, para ver si coincidían con el texto original, pues éste tenía que ser una réplica exacta de los otros.

Gracias a esta valiosa labor hoy conocemos la mayoría de eventos históricos de la Humanidad. Uno de ellos, y quizás el descubrimiento histórico más importante del siglo XX, es el hallazgo de los rollos del Mar Muerto, también conocidos como los manuscritos de Qumrán, por el área donde se encontraron.

Qumrán, es el nombre árabe contemporáneo dado a unas ruinas situadas en una terraza, a 375 metros bajo el nivel del mar Mediterráneo. Allí habría habitado una comunidad de la congregación judía de los esenios. El lugar dista dos kilómetros del mar Muerto y 13 Km. al sur de Jericó.

Fue en esta área donde Jum’ a y su primo Mohammed ed-Dhib encontraron, en una gruta ubicada a orillas del Mar Muerto, siete rollos con textos en hebreo, arameo y griego.

Fragmento de los Rollos del Mar Muerto

Los textos correspondían a la biblioteca de la referida comunidad religiosa judía que se llamaban así mismos “Yahad”, es decir, “comuna”, que vivió en la región en tiempos de Jesús. Sin embargo, su vida común fue interrumpida en el año 68 d.C., cuando tuvieron que huir de los romanos.

Es posible que esa circunstancia los llevara a resguardar las escrituras, las cuales introdujeron en vasijas de barro y luego enterraron en las cuevas donde fueron halladas. Es así que 1940 años después, volvieron a salir a la luz.

Los documentos contenían copias de todos los manuscritos del Antiguo Testamento, excepto el Libro de Ester. 

Sorprendentemente, pese a que databan de hacía casi dos milenios, tenían poquísimas variaciones, con lo que quedaba demostrada la precisión y fiabilidad del trabajo de los escribas y que La Palabra de Dios era la misma.

Asimismo, gracias a este desbubrimiento muchos creyentes pudieron y pueden reafirmar su fe en que la Palabra de Dios es la misma hoy y siempre.

“Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”.(Mateo 5:18, versión Reina Valera 1960.)

 

Más información: Inician a digitalizar para Internet, Rollos del Mar Muerto

* Fuentes Consultadas: ¿Cómo nos llegó la Biblia? La Historia del Libro que Cambió el Mundo por Meryl Doney. Los Rollos del Mar Muerto: ¿Quiénes los Escribieron? , artículo publicado en labibliaweb.com

Como llegó la Biblia a Guatemala

Que la Biblia fuera accesible en Guatemala,  para cualquiera persona que quisiera leerla, se debió gracias al trabajo de un valeroso hombre. Esta es parte de la historia.

Como hemos mencionado entre 1835 y 1854 se distribuyeron Biblias en Centroamérica. Era una época en que a pesar de garantizar la libertad de culto la práctica distaba mucho de eso.

En Guatemala se tiene conocimiento que en 1841 Federico Crowe, en ese entonces de 25 años, vino a Guatemala como colportor – termino de origen medieval que recibieron históricamente los difusores de las Sagradas Escrituras, en ese período-.

Crowe quien había vivido en Belice y venía con grandes deseos de difundir el mensaje del evangelio. Se estableció en la antigua Verapaz o Verapaces, zona donde se encontraba una colonia de inmigrantes agrícolas llamada Abbottsville.

Esta colonia estaba integrada por 80 colonos y estaba ubicada en el valle del Polochic. Crowe laboró como maestro de la pequeña población, pues su antecesor había abandonado el puesto.

Fue en esta área en la que Crowe comenzó a extender su misión evangelizadora mediante visitas en las casas y lecturas dominicales de las escrituras, algunas veces frente al Ayuntamiento.

No obstante, del amor de Crowe por llevar las escrituras, sus acciones no quedaban allí, logró apoyo de la Sociedad Bíblica de Belice, para que le enviase un suministro de Biblias en español, estas las entregaba a visitantes del interior y de la comunidad. En ese primer año distribuyó 200 ejemplares dentro y fuera de Abbottsville.

La Sociedad beliceña le pago algunos de los gastos de los viajes que realizó y le ayudo comprar un caballo. Las travesías de Crowe dieron su fruto pues logró introducir el Nuevo Testamento como libro de lectura en varias escuelas.

A pesar de estos primeros frutos, Crowe experimento durante los cinco años que vivió en Guatemala oposición y persecución, las cuales le llevaron a desarrollar su creatividad, por el genuino deseo de llevar las escrituras a toda persona posible. En una ocasión colocó un estante en la feria de Salamá, Septiembre de 1843, para vender a precios bajísimos las Sagradas Escrituras.  Continua…

*Fuentes Consultadas: Federico Crowe, precursor Valiente, por Martha Berberian.Ediciones SA-BER. Segunda Edición.2000.

¿Cómo llegó la Biblia a América?

La presencia de la Biblia en el continente latinoamericano comenzó a hacerse notoria a partir de las luchas independentistas del siglo XIX.

La prohibición de que la “gente común” leyese las Sagradas Escrituras, vigente durante todo el período colonial, no prosperaría en las nacientes repúblicas. Esto ofreció la oportunidad de que las Sociedades Bíblicas llevaran a cabo sus primeras distribuciones.

Fue así que en 1806, los primeros 600 ejemplares de la Biblia en español, enviados por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE), llegaron a Buenos Aires, Argentina, y Montevideo, Uruguay, en 1806.

De 1804 a 1807, la SBBE imprimió 20,000 ejemplares del Nuevo Testamento en portugués, que marinos y comerciantes de ultramar distribuyeron en las costas de Brasil. Asimismo, en 1808 los cuáqueros llevaron ejemplares de las Sagradas Escrituras a Antigua y otras islas caribeñas, que repartieron entre soldados, marineros y enfermos.

Durante los siguientes ocho años (1808-1816), pobladores de la entonces Federación de las Indias Occidentales -islas situadas en el mar Caribe y regidas por Gran Bretaña-, así como el territorio que ahora ocupan Honduras y las Guayanas, recibieron 4,000 ejemplares de la Biblia y 11,500 del Nuevo Testamento en español, francés, inglés y holandés. Comerciantes, viajeros y capitanes de barco contribuyeron a esta nueva aventura de distribuir las Sagradas Escrituras.

Este sorpresivo auge pronto obligó a la creación de Sociedades Bíblicas Auxiliares en Latinoamérica, las cuales se desarrollaron entre la población afrocaribeña de Barbados y Bermuda, en 1818.

Durante los siguientes seis años se extendieron a Jamaica, Montserrat y Honduras, en especial por medio de misioneros y escuelas cristianas que llegaron a Berbice y Demerara -Guyana inglesa-, Trinidad -isla situada en las costas de Brasil-, Antigua y Surinam.

Durante ese período se distingue el trabajo de James Thomson, más conocido como Diego Thomson, un misionero que viajó por iniciativa propia a América Latina para promover el método de enseñanza lancasteriano, que en sus inicios se basó en la Biblia como texto principal.

Más adelante, laboró como agente para la SBBE en Ecuador, México, el Caribe y Canadá. Finalmente, Thomson decidió traducir las Sagradas Escrituras al quechua, para lo cual solicitó US$500 a la Sociedad Bíblica Americana, labor que desempeñó con la colaboración de cuatro miembros del nuevo Congreso de las Provincias Unidas, integrado por representantes de las regiones emancipadas de la Colonia española.

Entre 1835 y 1854, con la ayuda de voluntarios, se llevó a América del Sur y Central poco más de 21,000 ejemplares de las Sagradas Escrituras en castellano, portugués, alemán, italiano y francés. Todo esto a pesar de la fuerte oposición del clero católico para que la población pudiera leer o tener una Biblia.”Señor, tu palabra es eterna; ¡afirmada está en el cielo.”(Salmo 119:89. versión Dios Habla Hoy).

Continúa…

Fuentes Consultadas: ¿Cómo nos llegó la Biblia? Historia del Libro que Cambió el Mundo. Meryl Doney. Sociedades Bíblicas Unidas.1998.

Traducciones Post Reina -Valera

Dios siempre ha cumplido su deseo de que todos conozcamos Su Palabra en nuestro idioma materno  y estilo literario que comprendamos. Por lo mismo, simultáneo a las revisiones de la Reina-Valera, también fueron publicadas otras revisiones que explico brevemente.

1790-1793 Traducción de la Vulgata por el Presbítero Felipe Scío de San Miguel
1823-1825 Se publica una traducción que llevó el nombre de Félix Torres Amat. Posteriormente se reconoció que el trabajo de traducción lo había realizado José Miguel Petisco. La misma es, también, una traducción de la Vulgata.
1841-1880 Nuevo Testamento traducido por Guillermo Harris Rule.
1893 La Versión Moderna. Elogiada por algunos que la consideran muy fiel a los idiomas originales, fue publicada por la Sociedad Bíblica Norteamericana.
1916 Nuevo Testamento, versión hispanoamericana. Preciso y excelente para estudio.
1919 Nuevo Testamento traducido y publicado en Argentina. Es obra del misionero bautista Pablo Besson. El Texto base fue el Textus receptus. Volvió a imprimirse en 1948 y 1961.
1944 La Nácar-Colunga. Traducción realizada por los biblistas Eloíno Nácar Fuster y Alberto Colunga. Es la primera edición de una Biblia en castellano patrocinada por instituciones católicas, fue publicada por la Biblioteca de Autores Cristianos de Madrid, con la debida autorización eclesiástica hecha con base en los idiomas originales.
1947 La Bover-Cantera, por el nombre de los traductores José María Bover y Francisco Cantera Burgos. También hecha desde los idiomas originales, se trata de una edición crítica.
1948 -1951 Traducción recientemente editada de Monseñor Straubinger. Tiene abundantes notas de una acentuada orientación pastoral.
1966 Biblia de Jerusalén. Sigue los criterios propios de la edición original publicada por la Escuela Bíblica San Esteban, de Jerusalén (en francés). La traducción se basa en los idiomas originales. Las introducciones, así como las notas son de muchísimo valor para quien tenga interés en el estudio del texto bíblico.
1968 Edición, en tres volúmenes, realizada por un equipo de bíblistas de la Universidades Pontificias de Roma y Letrán. Es la traducción del italiano y fue publicada por la Editorial Labor.
1972 La Biblia Latinoamericana. Edición Pastoral. Se trata de la edición que provocó revuelo en América Latina, por lo atrevido de sus fotografías y de algunos comentarios que por algunos fueron considerados marxistas.
1975 La Biblia de Herder. Es el nuevo testamento, en cuya revisión participaron dos evangélicos, se publicó en 1968 y tuvo amplia difusión. Preciso en el lenguaje, es de lectura agradable.
1975 Sagrada Biblia, de Cantera-Iglesias. Versión crítica sobre los textos hebreo, arameo y griego, por Francisco Cantera Burgos y Manuel Iglesias González y un grupo de colaboradores. Publicada por la Biblioteca de Autores Cristianos. Reemplazó a la Bover-Cantera.
1976 Nueva Biblia Española. Traducción de los textos originales dirigida por Luis Alonso Schökel y Juan Mateos. Esta versión es muy rica por la novedad y frescura de su lenguaje, como corresponde a un estilista de la talla y erudición del primero. Sin embargo, la búsqueda de lo novedoso a veces no hace necesariamente más claro el mensaje. Hay edición para Latinoamérica.
1976 La Universidad de Navarra comenzó en esta fecha la publicación de la Sagrada Biblia, traducida y anotada por profesores de la Facultad de Teología de dicha casa de estudios. Se han publicado 12 volúmenes del Nuevo Testamento, los últimos en 1989. En 1997 se publicó el primer volumen de Antiguo Testamento dedicado al Pentateuco.
1978 La Biblia, Traducción Interconfesional: Nuevo Testamento. Se trata, como su nombre lo indica, de un esfuerzo interconfesional en el que han participado Sociedades Bíblicas Unidas, La Casa de la Biblia y la Biblioteca de Autores Cristianos. Se ha publicado sólo el Nuevo Testamento.
1979 Dios Habla Hoy, conocida como “versión popular”. En esta versión se sigue el principio de traducción por equivalencia dinámica, teniendo en mente la comunicación con el lector común, y no necesariamente con los más cultivados desde el punto de vista de las letras. Este aspecto es su gran valor y su gran debilidad. La última versión, de 1994, fue publicada como edición de estudio.
1980 El Libro del Pueblo de Dios, Traducción del Presbítero Armando J. Levoratti y Presbítero Alfredo B. Trusso. Es muy contemporánea y de gran sencillez y belleza.
1986 Biblia de las Américas. Aunque parece mantenerse, por su estilo, en la tradición de la Reina-Valera, se trata de una nueva traducción, que usa como base textual las ediciones críticas de la Biblia en los idiomas originales.
1989 La Biblia traducida bajo la dirección de Evaristo Martín Nieto. Es esta una refundición a fondo, de la traducción original de 1964.
1992 La Biblia, edición de la Casa de la Biblia, de Madrid. Las notas (no a versículos sino a perícopas), son de gran ayuda, y las instrucciones están primorosamente escritas. Hay edición para Latinoamérica.
1993 La Biblia del Peregrino, de Luis Alfonso Shökel y un equipo de colaboradores. Se presenta como una revisión completa de la Nueva Biblia Española. Existe, también, de 1996, una edición de estudio.
1994 Aparece la primera edición de estudio preparada y publicada por Sociedades Bíblicas Unidas. El texto es el de Dios Habla Hoy, pero ha sido revisado. Se han publicado ediciones sin los deuteroncanónicos y con ellos.
1994 Biblia Americana San Jerónimo. Es una revisión de la traducción del Presbítero Felipe Scío de San Miguel.
1995 Se publica una revisión de la llamada Biblia Latinoamericana con muchas más notas que las que tenía la edición original.
1998 Biblia de Jerusalén. Nueva edición revisada y aumentada. Conocida como Nueva Biblia de Jerusalén.
1999 Nueva Versión Internacional. Se trata de una nueva traducción, hecha de los textos en los idiomas originales, realizada por un equipo de bíblistas patrocinado por la Sociedad Bíblica Internacional. Sigue los principios que se habían establecido para la traducción de su homónima en inglés.
2000 Nuevo TestamentoTraducción y anotaciones de Pedro Ortiz V. Tiene varios tipos de materiales auxiliares, muy valiosos para el estudiante del Nuevo Testamento.
2001 Nuevo Testamento Versión en Lenguaje Sencillo, actualmente conocida como Traducción en Lenguaje Actual (TLA), fue patrocinada por Sociedades Bíblicas Unidas. Sigue también el principio de traducción por equivalencia funcional -versión realizada por un equipo interdisciplinario e interconfesional, cuyo propósito es comunicar la idea expresada en el texto base-.
2008 La Nueva Biblia al Día, de la Sociedad Bíblica Internacional.
2009 La Nueva Traducción Viviente: La Nueva Traducción Viviente tomo siete años para su conclusión, conto con el apoyo de  más de cincuenta académicos, teólogos, lingüistas y correctores de. Se realizó en dos etapas: La primera fase se completó bajo la supervisión del doctor Jaime Mirón, de la Asociación Luis Palau, quien además de dirigirla  supervisó la revisión teológica, gramatical y de estilo. La fase dos fue dirigida por el erudito bíblico y ex pastor doctor Rafael Serrano, editor senior para Biblias y Referencias de Tyndale Español. Esta segunda fase incluyó un examen de líderes eclesiásticos de América Latina y de la comunidad hispana de los Estados Unidos.
2009 La Reina Valera Contemporánea, una revisión de la Reina-Valera al español de Latinoamérica.

Más…

Revisiones de la Reina-Valera

Desde 1602 a 1995  la version Reina-Valera ha sido revisada  por expertos, para actualizar su lenguaje a la época del lector bíblico.

La primera  fue concluida  por Cipriano de Valera, amigo de Casiodoro Reina, y fue impresa en 1602 en Amsterdam. Se le llegó a conocer como la Biblia del Cantaro por su ilustración en la portada, porque en ella podía verse estampada la imagen de dos hombres: uno que está plantando un árbol, mientras el otro lo riega con agua que sale de un cántaro.

Según, algunos expertos, esta ilustración fue tomada en alusión al texto bíblico de la Primera Carta a los Corintios 3:6: “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios”. Asimismo, se considera una referencia a que con la primera edición (Biblia del Oso), realizada por Reina, se había plantado la semilla de la Palabra de Nuestro Señor y, nuevamente, en la revisión de Valera, se contribuía a irrigar lo sembrado, con el propósito de que creciera y fructificara.

Esta nueva publicación fue denominada Reina-Valera, resultado de la fusión de los nombres de sus traductores, característica que se mantiene hasta nuestros días. El texto de Valera le hace un cambio a su predecesor: coloca los libros deutero-canónicos como apéndices.

La versión de la Biblia Reina-Valera ha sido la más difundida, en nuestro idioma, español, durante siglos. La traducción se revisó posteriormente en 1862, 1909, 1960 y 1995.

La traducción de 1909 aún circula en algunas comunidades hispanohablantes de América, pese a su lenguaje antiguo. En cambio, la publicación de 1960, realizada por un equipo dirigido por el doctor Eugenio Nida, registra una revisión más exhaustiva. En nuestros días es la versión utilizada por las iglesias evangélicas para lectura personal, así como en el culto y estudios bíblicos.

En 1977, la editorial especializada en investigación cristiana CLIE (Terrassa, Barcelona, España) publicó una revisión de la Reina-Valera de 1909. Doce años después, la casa editorial Mundo Hispano (El Paso, Texas, Estados Unidos) sacó a la luz una nueva edición.

A finales de 1995, patrocinada por las Sociedades Bíblicas Unidas, se distribuyó una edición limitada de la última revisión de la Reina-Valera. Ésta fue publicada primero como Biblia de estudio. Posteriormente se han seguido publicando varias ediciones con diversas características, como resultado de su amplia aceptación.

En la actualidad, Sociedades Bíblicas Unidas, quien posee los derechos de autor de esta joya literaria se encuentra trabajando en una nueva revisión que será dada a conocer como Reina-Valera Contemporánea, con el fin de que resulte más accesible en los tiempos que corren.

Más…