10 versos para orar cuando extrañas a un ser querido

En las celebraciones de fin de año, las personas que han perdido a un ser querido o está lejos lo extrañan. Esto crea sentimientos encontrados, algunos se deprimen, otros se frustran y algunos se enojan. La Palabra de Dios siempre es nuestro bálsamo. Te compartimos estos versos, para que cuando experimentes alguno de estos sentimientos puedas orar con ellos.

  1. Isaías 41:10, versión Reina-Valera 1960: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
  2. Salmos 119:49-50, versión Reina-Valera 1960: Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar. Ella es mi consuelo en mi aflicción, porque tu dicho me ha vivificado.
  3. I Tesalonicenses 4:14 y 16,17, Nueva Traducción Viviente Pues, ya que creemos que Jesús murió y resucitó, también creemos que cuando Jesús vuelva, Dios traerá junto con él a los creyentes que hayan muerto…Pues el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con voz de arcángel y con el llamado de trompeta de Dios. Primero, los creyentes que hayan muerto se levantarán de sus tumbas. Luego, junto con ellos, nosotros, los que aún sigamos vivos sobre la tierra, seremos arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Entonces estaremos con el Señor para siempre.
  4. Filipenses 3:13-14, Nueva Traducción Viviente No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así  avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús
  5. Salmo 119:50, Nueva Traducción Viviente Tu promesa renueva mis fuerzas; me consuela en todas mis dificultades
  6. Romanos 8:18, Nueva Traducción Viviente Sin embargo, lo que ahora sufrimos no es nada comparado con la gloria que él nos revelará más adelante.

https://diosrespondio.files.wordpress.com/2015/12/serquerido.jpg?w=620

7.  II Corintios 1:3-4, Nueva Versión Internacional Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.

8. Éxodo 15:2, Nueva Traducción Viviente El Señor es mi fuerza y mi canción;  él me ha dado la victoria. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, ¡y lo exaltaré!

9. Jeremías 29:11, Nueva Versión Internacional  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

10. Salmo 46:1-3, Reina-Valera 1960Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.

Anuncios

10 versos para los Días Duros

https://diosrespondio.files.wordpress.com/2016/01/diasduros2.jpg?w=620

Sucede que en ciertos momentos de la vida todo pareciera ir en contra nuestra, la frase, me llueve sobre mojado pareciera muy real. Sin embargo, Dios ha hecho cada día para que cumplamos su propósito y esos días… son para crecer en la fe. Recuerda estamos en este mundo, pero, no somos de él. (Juan 17:16)

Te dejamos estos 10 versos para que ores con poder en esos días contra corriente y salgas con la victoria que, solo Dios puede darte. Él es quien levanta tu cabeza.Pero tú, oh Señor, eres un escudo que me rodea; eres mi gloria, el que sostiene mi cabeza en alto. Clamé al Señor, y él me respondió desde su monte santo”. (Salmo 3:3-4,Nueva Traducción Viviente).

  1. Mateo 11:28-30Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma.  Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana»”. (Nueva Traducción Viviente).
  2. 1 Pedro 5: 6-7 Así que humíllense ante el gran poder de Dios y, a su debido tiempo, él los levantará con honor.  Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes”. (Nueva Traducción Viviente).
  3. Romanos 8: 28-29 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. (Reina Valera 1960)
  4. Proverbios 3: 5-6Confía en el Señor de todo corazón,  y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos,  y él allanará tus sendas”. (Nueva Versión Internacional)
  5. Jeremías 29: 11-14aPorque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.  Me dejaré encontrar —afirma el Señor —, y los haré volver del cautiverio”. (Nueva Versión Internancional).
  6. Filipenses 4: 6-7  “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”.(Nueva Traducción Viviente).
  7. Sofonías 3:17 “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos”. (Reina-Valera 1960)
  8. Filipenses 4:13Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. (Reina-Valera 1960)
  9. 1 Tesalonicenses 5: 16-18  “Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús”. (Nueva Traducción Viviente)
  10. Mateo 7: 7-8  “Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá.  Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta”. (Nueva Traducción Viviente)

10 versos para tener Paz

Cuando el cristiano pierde la paz, se desvía del rumbo que le lleva al cumplimiento de las promesas que Dios tiene para él. Un ejemplo es Sara,

Ella perdió la tranquilidad cuando con el correr del tiempo no podía concebir el hijo deseado que Dios  le había prometido. (Génesis 15:2-6).

Sara se desesperó, perdió la paz y por consiguiente el sentido. Actuó sin él: “Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella” (Génesis 16:1-2).

Esto solo provocó que su promesa se alejara. Jehová no cumplió, en ese momento, porque ella dijo: no tengo fe, Dios no lo va a hacer. Su falta de paz la hizo actuar sin razón.

Al continuar el relato bíblico nació otro hijo. Sin embargo,Dios no lo reconoció como el hijo de la promesa, ¿Por qué? sencillamente porque no había prometido que sería Ismael. (Romanos 8:10-11)

Si Dios te ha prometido algo, no pierdas la paz, porque corres el riesgo de  perder el rumbo. Por ello, te dejamos aquí 10 versos que seguro te ayudarán cuando sientas que la intranquilidad te invade.

Ora con ellos, la Palabra de Dios es poderosa.

  1. Salmos 4:8, Reina Valera 1960: “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado”.
  2. Salmos 42:5, Nueva Traducción Viviente: ¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡mi Salvador y mi Dios!
  3. Salmos 62:5-7, versión Reina-Valera 1960:  Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza. Él solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; en Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
  4. Isaías 26:3-4, Nueva Traducción Viviente: “¡Tú guardarás en perfecta paz  a todos los que confían en ti;   a todos los que concentran en ti sus pensamientos! Confíen siempre en el Señor, porque el Señor dios es la Roca eterna. paz
  5. Filipenses 4:8, Nueva Traducción Viviente: “Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.
  6.  1 Pedro 5:7, Nueva Versión Internacional:Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.
  7. Juan 14:27, Nueva Versión Internacional: La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.
  8. Éxodo 33:14, Nueva Traducción Viviente: El Señor le respondió: —Yo mismo iré contigo, Moisés, y te daré descanso; todo te saldrá bien.
  9. Salmos 19:14 Que las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón sean de tu agrado, oh Señor, mi roca y mi redentor. 
  10. 1 Corintios 14:33, Reina-Valera 1960: Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.

Medita también en Eclesiastés 2:1-11 y responde: ¿Encontró paz?

Me dije: «Vamos, probemos los placeres. ¡Busquemos “las cosas buenas” de la vida!»; pero descubrí que eso también carecía de sentido.  Entonces dije: «La risa es tonta. ¿De qué sirve andar en busca de placeres?». Después de pensarlo bien, decidí alegrarme con vino. Y mientras seguía buscando sabiduría, me aferré a la insensatez. Así traté de experimentar la única felicidad que la mayoría de la gente encuentra en su corto paso por este mundo.

paz2 También traté de encontrar sentido a la vida edificándome enormes mansiones y plantando hermosos viñedos.  Hice jardines y parques, y los llené con toda clase de árboles frutales.Construí represas para juntar agua con la cual regar todos mis huertos florecientes.  Compré esclavos y esclavas, y otros nacieron en mi propiedad. También tuve enormes manadas y rebaños, más que cualquiera de los reyes que vivieron en Jerusalén antes que yo. Junté grandes cantidades de plata y de oro, el tesoro de muchos reyes y provincias. Contraté cantores estupendos, tanto hombres como mujeres, y tuve muchas concubinas hermosas. ¡Tuve todo lo que un hombre puede desear! De modo que me hice más poderoso que todos los que vivieron en Jerusalén antes que yo, y mi sabiduría nunca me falló.  Todo lo que quise lo hice mío; no me negué ningún placer. Hasta descubrí que me daba gran satisfacción trabajar mucho, la recompensa de toda mi labor; 11 pero al observar todo lo que había logrado con tanto esfuerzo, vi que nada tenía sentido; era como perseguir el viento. No había absolutamente nada que valiera la pena en ninguna parte. (Nueva Traducción Viviente)

10 versos para orar contra la ansiedad y estrés

Muchas veces cuando iniciamos o terminamos algo experimentamos ansiedad o estrés. En esos momentos, como cristianos, debemos orar y a través de la Palabra de Dios, derrotar aquello que nos quita Su paz.

  1. Salmo 37:23-24 Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano
  2. Salmo 62:5-8 Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación. Es  mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria. En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos, Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.
  3. Mateo 6:33-34 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
  4. 1 Pedro 5:6-7 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
  5. Isaías 35:5 Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.
  6. Proverbios 3:5-6 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.
  7. Isaías 25:3-4  Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.
  8. 2 Samuel 22:31-3 No hay como el Dios de Jesurún, Quien cabalga sobre los cielos para tu ayuda, Y sobre las nubes con su grandeza. El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos; El echó de delante de ti al enemigo, Y dijo: Destruye.
  9. Salmo 73:26 Mi carne Salmo 73:26.y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre. Salmo 73:26.
  10. 2 Samuel 22:31-3 En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en él esperan. Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? Dios es el que me ciñe de fuerza, Y quien despeja mi camino.

10 versos para orar en contra de la injusticia

  1. Filipenses 2:5-11 Ten la mente de Jesús, quien padeció injustamente, pero nunca se lleno de orgullo. Cuando ores hazlo con humildad Dios se encarga, El siempre escucha al humilde. “Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre, se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua declare que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre”. (Versión Nueva Traducción Viviente)
  2. Hebreos 2:14-18 Dios comprende tu dolor y el venció a Satanás quien es Él busca acusarte injustamente. Las personas débiles y malvadas son las que usa el enemigo para cometer actos injustos, pero, tú puedes bendecirlas y pedir que Dios traiga salvación a sus vidas. “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre”. (Versión Nueva Traducción Viviente)
  3. Romanos 11:21-22 Cuando ores y expongas tu causa, no dejes que la injusticia te esclavice, muestra bondad a todos, incluso con quienes te lo han hecho ¡No te desquites! Sino vendrás a ser como ellos y serás aprisionado y empiezas un círculo vicioso. “Pues, si Dios no perdonó a las ramas originales, tampoco te perdonará a ti. Fíjate en que Dios es bondadoso pero también es severo. Es severo con los que desobedecen, pero será bondadoso contigo si sigues confiando en su bondad. En cambio, si dejas de confiar, tú también serás arrancado por completo. (Versión Nueva Traducción Viviente)
  4. Colosenses 3:15- 17 Pide que la paz de Dios te llene, cuando no la tienes actúas tontamente buscando justificarte y ya no representas con dignidad a quien te salvo, Jesús. La palabra debe ser tu alimento constante para que esto suceda. “La paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él“. (Versión Reina-Valera 1960).
  5. Romanos 8:28 Pídele a Dios que te muestre lo bueno que traerá esta injusticia a tu vida, no te olvides Jesús está en control.Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Versión Reina-Valera 1960)
  6. Salmo 17:1-3  Pide  tu justificación con un corazón limpio, sino como podrás pedirla. “Oh Señor, oye mi ruego pidiendo justicia; escucha mi grito de auxilio. Presta oído a mi oración, porque proviene de labios sinceros. Declárame inocente, porque tú ves a los que hacen lo correcto. Pusiste a prueba mis pensamientos y examinaste mi corazón durante la noche; me has escudriñado y no encontraste ningún mal. Estoy decidido a no pecar con mis palabras”. (Versión Nueva Traducción Viviente)

7. Salmo 9:4 Ora que Dios ejerza su justifica. “Pues has juzgado a mi favor; desde tu trono juzgaste con imparcialidad”.(Versión Nueva Traducción Viviente)

  1. Deuteronomio 6:25 Reafirma tu justicia con la palabra de Dios reflejada en tu vivir. “Pues cuando obedezcamos todos los mandatos que el Señor nuestro Dios nos ha dado, entonces se nos considerará justos”. (Versión Nueva Traducción Viviente)
  2. Proverbios 24:17-18 Cuando recibas la justicia disfrútala como bendición, no te contestes con orgullo delante de quienes te la causaron, sino con humildad bendícelos.“No te alegres cuando tus enemigos caigan; no te pongas contento cuando tropiecen. Pues el Señor se molestará contigo y quitará su enojo de ellos”. (Versión Nueva Traducción Viviente)
  3. Mateo 5:6 La justicia a veces tarda en llegar, pero, ten por seguro que la tendrás porque eres Hijo de Dios y te lo ha prometido. “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Versión Reina-Valera 1960)

 

10 versos para orar cuando estes triste

Cuando el desanimo o la depresión se apoderen de ti, debes orar confesando que tienes un Dios vivo que ha dejado a su Espíritu Santo para consolarte. Tu arma poderosa es la palabra de Dios.

Mientras oras utiliza tu espada y confiesa en voz alta estos versos, además de medítalos y hazlos vida en tu mente y corazón.

  1. Salmo 147:3: El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.
  2. II Corintios 12: 9-10 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
  3. Habacuc 3:17-19 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.
  4. Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron.
  5. Romanos 8:31-38 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
  6. Romanos 5:3-5 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
  7. Isaías 43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti

8. II Corintios 1:3-7 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación; el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir la mismas aflicciones que nosotros también padecemos. Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues, sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación

9. Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, vencido al mundo.

10. Salmo 18:2 Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador, Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio

 

¿Pides con Fe?

En la epístola de Santiago en el primer capítulo leemos: “Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso Dios, y él se la dará; no los reprenderá por pedirla.  Cuando se la pidan, asegúrense de que su fe sea solamente en Dios, y no duden, porque una persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un lado a otro. Esas personas no deberían esperar nada del Señor; su lealtad está dividida entre Dios y el mundo, y son inestables en todo lo que hacen”. (Santiago 1:5-8, Nueva Traducción Viviente).

En estos versos Dios anima a sus hijos a pedir, con la certeza que Él responderá, pero, hay un requisito: La duda no debe invadir la mente.

No se puede pedir y a la vez preguntar ¿Será que tendré respuesta? Cuando esto sucede, es el instante en que la antigua forma de vivir toma control de la persona y la arrastra de un lado a otro.

La duda es el peor enemigo al momento de pedir,  si se deja a un lado la fe y viene la contradicción, es como decir, creo en Jesús, pero… no espero que me responda, entonces la pregunta sería ¿Por qué estás orando?

Porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:6b

El diablo siempre aprovecha los momentos de duda para entablar un diálogo con quien vacila  ¿Por qué?  Porque sencillamente la persona ha vuelto a pensar como lo hacía, cuando él la controlaba.

Por ello, Santiago agrega: “Esas personas no deberían esperar nada del Señor; su lealtad está dividida entre Dios y el mundo…”. Así que, si vas a orar debes hacerlo como verdadero hijo o hija de Dios.

Por lo tanto, si pedís con fe esto significa que te has vestido “… del nuevo hombre creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad (Efesios 4:24, Reina Valera 1960).

Seamos verdaderos hijos de Dios, dejemos de dudar y…

¡Preparémonos para recibir lo que pedimos!

 

Consejos para ayunar exitosamente

Todos los grandes hombres de Dios y Jesús mismo ayunaron, te comparto algunos consejos para ayunar.

  • Ora: hazlo, especialmente, en los tiempos de comida. Esto te fortalecerá.

“Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza. Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos.” (Daniel  9:3).

  • Lee la Biblia: por eso Jesús cuando fue tentado contestó con la Palabra de Dios.

“Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían”. (Evangelio de San Mateo 4:7.11).

  • Medita en el Señor: Dios puede revelarle lo que deseas conocer.

“Entonces Cornelio dijo: Hace cuatro días que a esta hora yo estaba en ayunas; y a la hora novena, mientras oraba en mi casa, vi que se puso delante de mí un varón con vestido resplandeciente, y dijo: Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios”. (Hechos 10:30-31).

  • Haz una lista de las cosas que deseas pedir: Esto ayudará a que ores con entendimiento.

“Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio”. (Esdras 8:23).

Y recuerda: “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”.(Evangelio de San Mateo 6:17-18).

El Ayuno es utilizado por los Malos

El ayuno también es utilizado por el mal. Podemos verlo cuando fue realizado por una de las reinas más malvadas que controló Israel a través de la hechicería el manipuleo y engaño, Jezabel.

Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot. Y las cartas que escribió decían así: Proclamad ayuno, y poned a Nabot delante del pueblo; y poned a dos hombres perversos delante de él, que atestigüen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera. Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado. Y promulgaron ayuno, y pusieron a Nabot delante del pueblo. Vinieron entonces dos hombres perversos, y se sentaron delante de él; y aquellos hombres perversos atestiguaron contra Nabot delante del pueblo, diciendo: Nabot ha blasfemado a Dios y al rey. Y lo llevaron fuera de la ciudad y lo apedrearon, y murió. I Reyes 21:8-13.

Sin embargo, sabemos que los malvados a pesar de ello tienen un final de muerte.

“De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel. El que de Acab fuere muerto en la ciudad, los perros lo comerán, y el que fuere muerto en el campo, lo comerán las aves del cielo”. I Reyes 21:23-24

Representación de la muerte de Jezabel

“Vino después Jehú a Jezreel; y cuando Jezabel lo oyó, se pintó los ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomó a una ventana. Y cuando entraba Jehú por la puerta, ella dijo: ¿Sucedió bien a Zimri, que mató a su señor? Alzando él entonces su rostro hacia la ventana, dijo: ¿Quién está conmigo? ¿quién? Y se inclinaron hacia él dos o tres eunucos. Y él les dijo: Echadla abajo. Y ellos la echaron; y parte de su sangre salpicó en la pared, y en los caballos; y él la atropelló. Entró luego, y después que comió y bebió, dijo: Id ahora a ver a aquella maldita, y sepultadla, pues es hija de rey. Pero cuando fueron para sepultarla, no hallaron de ella más que la calavera, y los pies, y las palmas de las manos. Y volvieron, y se lo dijeron. Y él dijo: Esta es la palabra de Dios, la cual él habló por medio de su siervo Elías tisbita, diciendo: En la heredad de Jezreel comerán los perros las carnes de Jezabel, y el cuerpo de Jezabel será como estiércol sobre la faz de la tierra en la heredad de Jezreel, de manera que nadie pueda decir: Esta es Jezabel”. II Libro de Reyes 9:30-37.

El Ayuno Práctico

Gracias a Oscar Rivas, periodista y fotoperiodista (@elpelonR2), quien nos recordó este ayuno práctico, el cual, Dios nos anima a hacer.

«Grita con la voz de un toque de trompeta.
¡Grita fuerte! No seas tímido.
¡Háblale a mi pueblo Israel de sus pecados!
2Sin embargo, ¡se hacen los piadosos!
Vienen al templo todos los días
y parecen estar encantados de aprender todo sobre mí.
Actúan como una nación justa
que nunca abandonaría las leyes de su Dios.
Me piden que actúe a su favor,
fingiendo que quieren estar cerca de mí.
3 “¡Hemos ayunado delante de ti! —dicen ellos—.
¿Por qué no te impresionamos?
Hemos sido muy severos con nosotros mismos, y ni siquiera te das cuenta”.

»¡Les diré por qué! —les contesto—.Es porque ayunan para complacerse a sí mismos.
Aun mientras ayunan,
oprimen a sus trabajadores.
4¿De qué les sirve ayunar,
si siguen con sus peleas y riñas?
Con esta clase de ayuno,
nunca lograrán nada conmigo.
5Ustedes se humillan
al hacer penitencia por pura fórmula:
inclinan la cabeza
como cañas en el viento,
se visten de tela áspera
y se cubren de cenizas.
¿A eso le llaman ayunar?
¿Realmente creen que eso agrada al Señor?

6»¡No! Esta es la clase de ayuno que quiero:
pongan en libertad a los que están encarcelados injustamente;
alivien la carga de los que trabajan para ustedes.
Dejen en libertad a los oprimidos
y suelten las cadenas que atan a la gente.

7Compartan su comida con los hambrientos
y den refugio a los que no tienen hogar;
denles ropa a quienes la necesiten
y no se escondan de parientes que precisen su ayuda.

8»Entonces su salvación llegará como el amanecer,
y sus heridas sanarán con rapidez;
su justicia los guiará hacia adelante
y atrás los protegerá la gloria del Señor.
9Entonces cuando ustedes llamen, el Señor les responderá.
“Sí, aquí estoy”, les contestará enseguida. »Levanten el pesado yugo de la opresión;
dejen de señalar con el dedo y de esparcir rumores maliciosos.
10Alimenten a los hambrientos
y ayuden a los que están en apuros.
Entonces su luz resplandecerá desde la oscuridad,
y la oscuridad que los rodea será tan radiante como el mediodía.
11 El Señor los guiará continuamente,
les dará agua cuando tengan sed
y restaurará sus fuerzas.
Serán como un huerto bien regado,
como un manantial que nunca se seca.
12Algunos de ustedes reconstruirán las ruinas desoladas de sus ciudades.
Entonces serán conocidos como reconstructores de muros
y restauradores de casas.

Isaías 58:1-12, Nueva Traducción Viviente