Tu rutina mañanera define tu día

Hay personas que son mañaneras.  Yo no soy una de ellas. Pero, creo que lo importante es cómo empezamos nuestra rutina. ¿Qué hacemos al despertar?  ¿Y al levantarnos ?

El salmo 63 inicia así:

Dios, Dios mío eres tú;
De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,
En tierra seca y árida donde no hay aguas,
Para ver tu poder y tu gloria…
(Versión Reina Valera 1960)

En este salmo David expresa que los primeros pensamientos de su presente están centrados en Dios. Por ello, exclama: te buscaré. No para algún beneficio, sino porque sabe que sus días sin el Señor, son como caminar en el desierto, sin agua.

A veces en la mañana solía decir: Buenos días Jesús, te pido que este día sea bendecido. Pero, al meditar en este salmo, ahora, mi primer pensamiento es: Señor tengo sed de ti ¡Te anhelo!

Créeme que si Dios está contigo tienes todo y vuelvo a repetir ¡Todo! Además, David sabía que si la presencia de Dios estaba con él, lo sobrenatural ocurriría: Vería Su poder y gloria.

Como rey, David sabía que ejercer el poder, es sinónimo de autoridad. Por lo tanto, le pide a Dios que Su potestad se manifieste de forma efectiva. Esto significa: si voy a vivir el día, es para que el Señor manifieste su dominio, desde que abro los ojos y mi mente está clara.

Recordemos que el poder de Dios es el que ha hecho y hace que la Tierra gire alrededor del sol 24 horas, por 365 días. El nos permite respirar, que el viento sople, el sol salga y se oculte y los milagros ocurran.

La mañana que leí estos versos y medite en ellos, cambio toda mi perspectiva de cómo debía empezar mi rutina. ¿Cómo más podía iniciarla? Sino siendo testigo del poder de Dios en mi vida.

En el Nuevo Testamento la palabra poder se representa con el griego dymamis y exousia que significa autoridad derivada o conferida, es decir, la garantía para algo o el derecho de hacerlo.

Ahora sé, que mi desayuno, por más simple o no que sea, está ahí porque Dios no me deja sin él. Me muevo, respiro y veo, solamente por Su poder.

Igualmente, todo lo me que traiga el día podré hacerle frente ¡Por Su potestad! “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.  (2 Timoteo1:7, Nueva Traducción Viviente).

La gloria de Dios, en la mayoría de veces que se menciona en la Biblia, se describe como la revelación del carácter y la presencia de Él.

Los israelitas la vieron en el Monte de Sinaí  (Éxodo 24:11-18), cuando descendía en el tabernáculo (Éxodo 40:34-35) o cuando Salomón dedicó el templo (2 Crónicas 7:1-3).

En Éxodo 24:11-18, cuando esto sucedió los israelitas no podían acercarse al monte, podían ser destruidos por sus pecados. Sin embargo, el Señor no lo hizo, sino algunos “compartieron una comida para celebrar el pacto, en la cual comieron y bebieron en su presencia.”

Igualmente, en el tabernáculo y la dedicación del templo, las personas no podían permanecer en el lugar y como menciona Crónicas: “Cuando todos los israelitas vieron que el fuego descendía y que la gloriosa presencia del Señor llenaba el templo, cayeron postrados rostro en tierra y adoraron y alabaron al Señor diciendo: « ¡Él es bueno!  ¡Su fiel amor perdura para siempre!».

Por qué no los destruyó,  porque la gloria de Dios te redarguye de pecado y ellos sabían que por su misericordia y amor seguían vivos

¡Qué mejor forma de empezar el día! Sabiendo que necesitamos limpieza. Al obtenerla nos llevará, no solo a vivir aquí, sino eternamente.

En el Nuevo Testamento se manifiesta en la persona de Jesús: “Entonces la Palabra se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros. Estaba lleno de amor inagotable y fidelidad. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre. (Juan 1:14, Nueva Traducción Viviente).

Y en los versos 15 y 16 de este evangelio continúan: Juan dio testimonio de él cuando clamó a las multitudes: «A él me refería yo cuando decía: “Alguien viene después de mí que es muy superior a mí porque existe desde mucho antes que yo”. De su abundancia, todos hemos recibido una bendición inmerecida tras otra. (Juan Capítulo 1, Nueva Traducción Viviente).

Por eso, David pedía ver Su gloria, porque Dios, Que siempre ha existido, es Él único y capaz de favorecernos a pesar de que no merezcamos  nada (somos pecadores) ¿No deseas tener un buen día? Aunque por tus actos no podría ser así. Ahora clamo:  ¡Señor permite ver tu gloria cada mañana!

Por lo tanto, no importa si eres como algunos de mis amigos que necesitan café, para pasar al modo despierto o los otros que se levantan rápidamente y los ves muy temprano ejercitándose o como yo, que cada mañana es una batalla levantarme.

Lo importante es que cuando tus pensamientos estén claros hagas a Dios parte de tu rutina. Porque entonces, solo entonces, lo que pareciera imposible que hagamos, Jesús lo hará posible (Mateo 10:27).  Porque lo buscamos en la mañana para ver Su Poder y Su Gloria.

Anuncios

¿Por qué Shalosh?

Algunos han visto en mis redes sociales las publicaciones de algunos productos o pequeñas biografías de mujeres y se preguntaban ¿Y ahora qué es esto?

Cuando me lo ha mencionado, seguidamente, me han preguntado que si ahora vendo productos o quiénes son las mujeres de las que escribo.Entonces les explicó que como parte de mi ministerio, además del grupo de estudio bíblico, he decidido apoyar a mujeres emprendedoras.

Son mujeres que siempre habían soñado tener su propia empresa y valientemente han dado los primeros pasos, para que se haga realidad y sin  capital alguno.

Construyendo Emprendimientos

He compartido mis pocos conocimientos con ellas para que tengan su tienda virtual y se promuevan en redes sociales o a través de su blog. ¡Lo he disfrutado!

Así que, mi único deseo al crear Shalosh, como parte de Proyecto Ester, es apoyar a mujeres emprendedoras cristianas,cuya fe va más allá de las palabras.

Emprender es un proceso que toma tiempo. Es poner en marcha tu sueño. Requiere visión, estrategia, tiempo, creatividad y sobre todo valentía, entre otras cosas.

Quiero, por ello, pedirte que si puedes ser parte de mi sueño y el de estas excepcionales mujeres. Compra sus productos, tendrás seguridad que son de calidad y te cobran lo justo. Además, estas apoyando a mujeres que solo desean ayudar a sus familias a salir adelante.

Asimismo, si puedes apoyarme me permitirás que pueda seguir impartiendo las capacitaciones sin costo.

Ahora ya sabes porque existe Shalosh,cuyo significado en hebreo es el nombre que se le da a tres festividades judías, Pésaj o Pascua, Shavuot o Pentecostes y Sucot o Fiesta de los Tabernáculos. En estas los judíos acostumbraban a peregrinar al templo, en Jerusalén, y presentar sus ofrendas ante Dios.

¿Te unes a este peregrinaje? Podrás darle la oportunidad a mujeres emprendedoras cristianas de hacer negocios como Dios manda.

 

El encandilamiento en las Metas

Estamos al frente de un nuevo año y las metas florecen o no.

En el primer caso suele suceder que soñamos y nos imaginamos viviéndolas.

Y en caso contrario, el no tener metas, puede ser porque hay desánimo, miedo, dolor, frustración o algún sentimiento que no nos permite vernos capaces de lograrlas.

Ambos casos son contrarios, pero, los dos están en nuestra mente, donde se libran las batallas y, el punto en común es: los dos son razonamientos y no acciones todavía. 

En nuestra mente es donde somos encandilados, solo vemos una gran luz y nada más.

En el primer caso la alegría de un nuevo comienzo nos encandila y creemos que las lograremos todas.

Sin embargo, termina el año y no fue así. Solo fueron pensamientos y nunca acciones. 

Porque, aunque hay sueños no nos mantenemos enfocados en ellos y sin estrategia alguna, los hacemos a un lado o los posponemos para el próximo y… nunca suceden. 

El camino sigue y Dios está con nosotros.

Y sino hay metas, el encandilamiento nos ha cegado a tal punto que en nuestros pensamientos somos perdedores y tampoco hacemos nada.

El salmista escribio: Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos. Fíjate si voy por mal camino, y guíame por el camino eterno.(Salmo 139:23-24 NVI).

Sondear, de acuerdo al diccionario es hacer las primeras averiguaciones sobre alguien o algo. Por ello, la petición del salmista.

Él reconoce que él mismo, con sus razonamientos, es el principal estorbo para avanzar o no en el camino hacia sus metas.

Por ello, pide al único que lo sabe todo que le muestre sus debilidades y fortalezas y así, caminar correctamente hacia su propósito, no temporal, sino eterno. Porque estas son las metas que valen la pena. 

¿Podríamos hablar con Dios y pedirle esto? Que nos sondee. 

¿Podríamos? Para que las fortalezas de nuestro carácter, con la ayuda de Su Santo Espíritu, nos permitan alcanzar nuestros sueños. No para vanagloria, sino con corazón humilde.   

Y las debilidades que tenemos: sea Jesús, en Su gracia El que se perfeccione en ellas, para que Su poder se manifieste y sea lo mejor y único para lograrlas. (2 de Corintios 12:9.

¿Podemos? O continuaremos encandilados por nuestros pensamientos y nunca haremos nada. 

Lo que te hacen especial la Vida

En esta ocasión quiero compartirles sobre lo que yo suelo llamar los besos de Dios. A veces piensas en algo y dices: bueno algún día…  son pequeños deseos que guardas por ahí.

Hace unos meses pensé: Me gustaría comer jamón Ibérico, una delicatesen, por recomendación de mi amigo Jacobo. Nada común en Guatemala. En un simple deseo se lo mencioné a  Dios y a mi hermana y ella, a mi cuñado.

Y ahora, ellos están aquí con nosotros disfrutando un tiempo especial, las fiestas de Navidad y Año Nuevo ¿Y  mi deseo?  Se cumplió.  Mi cuñado, Juan Carreras, me trajo el jamón Ibérico que nunca había probado y que realmente degusté.

¡Lo  mejor de esto! El gesto de mí cuñado Dios lo uso para darme un momento especial en mi vida: ¡El amor de familia!

¿Puedes recordar un gesto especial que alguien tuvo contigo? Sin importar quien haya sido amigo, familiar o desconocido  ¡Atesóralo!

Y lo maravilloso es que pudiéramos repetirlo con otros. “…Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:5b).

No se trata de cosas materiales, sino de gestos de amor, para con nuestro prójimo.

Da momentos únicos con gestos singulares, porque estos son los instantes que hacen la vida especial.

 

La eterna búsqueda de la Felicidad

¿Qué persona no desea ser feliz?  Sobran libros, consejos, frases, conferencias, seminarios, terapias y demás, los cuales buscan revelar el secreto de la felicidad.

Debes pasar tiempo con la familia o en  la naturaleza, medita, haz ejercicio, duerme bien, comparte con los amigos, come saludable son algunas de las recomendaciones.

Sin embargo, cuando las personas se van, el viaje en la naturaleza termina, después de correr por una hora día tras día y a pesar de la dieta saludable; el bajón aparece. La anhelada y buscada felicidad se escurre… ¿Y entonces?

Varios son los estudios que demuestran que las personas que logran ser felices (y esto no quiere decir estar sonriendo o riendo todo el día), son aquellas que han encontrado el significado de sus vidas.

Cuándo una persona lo encuentra no importa que enfrente, llore, sea golpeada, insultada; nada le quitara la alegría, pues, esta no depende de las circunstancias, las personas o cómo haya sido el día. Sabe porque está aquí y lo disfruta.

En estos días, leyendo el libro de Hechos, me he maravillado al ver como en cada viaje misionero el apóstol Pablo siempre enfrentó sufrimiento, persecución, fue apedreado e incluso arrastrado fuera de una ciudad y dejado por  muerto.

Sin embargo, cuando se levantó empezó de nuevo a predicar en otras ciudades y “confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios”. (Hechos 14:22, Reina Valera 1960).

Quizá, muchos de nosotros a la primera pedrada habríamos dicho ¡No! esto no me da alegría, pero, a Pablo no ¿Por qué?

Porque él había encontrado algo por lo que valía la pena vivir ¡Su propósito! No importaba lo que sufriera, cuántas carpas hiciera, las pedradas, los naufragios, los latigazos o  los años encerrado en la cárcel él escribió: “Me alegro cuando sufro en carne propia por ustedes, porque así participo de los sufrimientos de Cristo, que continúan a favor de su cuerpo, que es la iglesia. Dios me ha dado la responsabilidad de servir a su iglesia mediante la proclamación de todo su mensaje a ustedes. (Colosenses 1:24-25,  Nueva Traducción Viviente).

Él me ha dado la responsabilidad de servir. Él sabía cuál era la razón de su vida y sin importar lo que viniera él era feliz.

Así que, la preguntas es ¿Has encontrado el significado de tu vida?

Tómate el tiempo para hacerlo, porque entonces sabrás, no conocerás, ¡Sabrás!  Lo que es ser feliz.

Pablo lo supo y vivió por ello.  Al final de su vida escribió: “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe. Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida”. (2 Timoteo 4:7-8, Nueva Versión Internacional).

Olvida la seudo teología de que los hijos de Dios serán felices solo, si las “supuestas” bendiciones materiales llegan a su vida. No es que Dios no quiera que las tengas, pero, “Después de todo, no trajimos nada cuando vinimos a este mundo ni tampoco podremos llevarnos nada cuando lo dejemos. Así que, si tenemos suficiente alimento y ropa, estemos contentos. Pero los que viven con la ambición de hacerse ricos caen en tentación y quedan atrapados por muchos deseos necios y dañinos que los hunden en la ruina y la destrucción. Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas”.    (1 Timoteo 6: 7-10, Nueva Traducción Viviente)

El Príncipe de los Apóstoles siempre lo supo, por eso lo escribió. Pablo fue feliz. Sabía porque estaba en esta Tierra. Disfrutó todo lo que hizo y nunca se desalentó, ni entristeció porque el gozo del Señor fue su fuerza. (Nehemías 8:10).

¡Felices 50!

¿Por qué? Porque Jesús en su inmenso amor me dio vida nueva y eterna y lo mejor ¡Me ama cada día!

Tengo una familia a la que amo y me ama y… amigos a los que también.

Tengo tres perros maravillosos y no digamos lo incondicional que es su amor.

He saltado de un avión, he viajado, me he enfermado, pero, también me he sanado y de lo que no, está controlado.

Disfruto un chocolate todos los días y aunque me critiquen, una vez a la semana, una deliciosa cola.

He llorado, pero, las lágrimas siempre son las que limpian la mugre de este mundo.

Estudié lo que me gusto. He trabajado y trabajo en lo que me encanta. Disfruto escribir, leer, oír música, respirar, caminar, ver una magnífica película, hornear, coser, una buena conversación de los temas que me gustan (aunque los hablo con pocos amigos) y sino me maravilla escuchar a otros, … y lo mejor ¡Predicar la salvación de Jesucristo!

¡Y aun queda más! Seguiré disfrutando cada instante que viene a mi vida, la cual procede de Jesús.

¡ Y sé que cuando parta iré a una mucho mejor!

Les dejo un breve resumen de la bendición de vivir.

Señor Presidente y Congreso ¡No hay impunidad!

Las reacciones son conocidas, los insultos no han faltado y ustedes como necios los ignoran, porque se sienten intocables, porque creen que sus inmorales alianzas son irrompibles. ¡Pero no es así!

Yo no los insultaré, de sobra han recibido (no sé cómo caminan, comen y duermen en paz) y mis principios me impiden hacerlo.  Sin embargo, Dios sabe tratar con gente como ustedes. Tómenlo en cuenta Señor Presidente Jimmy Morales y Congreso de Guatemala 2017.

Isaías 1:23-25

“Tus líderes son rebeldes,
    compañeros de ladrones.
A todos ellos les encantan los sobornos
    y exigen que se los den,
pero se niegan a defender la causa de los huérfanos
    y a luchar por los derechos de las viudas.

 Por lo tanto, el Señor, el Señor de los Ejércitos Celestiales,
    el Poderoso de Israel, dice:
«¡Me vengaré de mis enemigos
    y a mis adversarios les daré su merecido!
Levantaré el puño en tu contra;
    te derretiré para sacarte la escoria
    y te quitaré todas tus impurezas”.

¡Porque la impunidad no existe! Y Sé que Dios hará grandes cosas en mi nación porque estamos clamando y, Él escucha y responde.

No hay propósito invisible

Siempre pensamos que lo que hacemos no pareciera notarse, pero, Dios jamás cierra sus ojos a esto.

Si ya has dialogado con Dios y conoces el porqué de tu existencia, el enemigo, Satanás, tratará de hacerte creer que es invisible, que no trascenderá.

Nunca dejes que este pensamiento despreciable te desanime, porque podría hacerte desistir de cumplir el verdadero porqué de tu vida. Si alguien estima en gran manera que cumplas tu propósito, es Dios.

En la Biblia sobran ejemplos de personas que son mencionados en unas cuantas palabras o versículos, pero, cumplieron el porqué de sus vidas.

Un ejemplo es Enoc. Se le menciona solamente en 12 versos bíblicos, pero en sus 365 años de vida solo buscó cumplir el plan que Dios tenía para su vida.

Primogénito de Caín (Génesis 4:17), quien es conocido de todos por matar a su hermano Abel. Sin embargo, Enoc  fue un hombre de notable santidad que disfrutó de intima comunión con Dios.

Debido a esta relación tan extraordinaria  fue recibido en la presencia del Creador sin ver la muerte. Su asunción se le atribuye a su firme creencia en el Señor: “Fue por la fe que Enoc ascendió al cielo sin morir; «desapareció, porque Dios se lo llevó. Pues antes de ser llevado, lo conocían como una persona que agradaba a Dios. (Hebreos 11:5, Nueva Traducción Viviente).

Su testimonio dejó huella, quienes vivían a su alrededor fueron impactados por una vida que complacía a Su Creador ¡Qué mejor testimonio!

Este hombre santo tenía una relación profunda con Dios a tal punto que el Señor decidió revelarle sus planes para el final de los tiempos, aun cuando el mundo estaba recién creado: “Enoc, quien vivió en la séptima generación después de Adán, profetizó: ¡Escuchen! El Señor viene con incontables millares de sus santos  para ejecutar juicio sobre la gente de este mundo. Declarará culpables a los seres humanos por todos los actos perversos que cada uno haya hecho y a los pecadores rebeldes por todos los insultos que hayan dicho contra él. (Judas 1:14-15). Con este verso puede verse que, como Santo hombre, era un predicador y profeta.

Poco se habla de Enoc entre los cristianos, pero, en la Biblia vemos claramente que se dedicó a compartir con las personas sobre el arrepentimiento y los invitaba vivir en santidad ¡Cumplió su propósito! y Dios siempre lo vio.

Jamás pienses que Jesús se olvida de ti. En especial si estás cumpliendo los buenos planes de bien que Él tiene para ti. (Jeremías 29:11)

¿Vale preguntar por qué?


Muchos caminamos sin entender el porque de nuestras vidas. Y caminamos haciendo lo que debemos hacer y varias veces lo que no.

Sin embargo, has parado para preguntarle a Dios ¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué trabajo en esto? ¿Por qué esto y aquello? Muchos dicen que no hay que preguntarle a Dios ¿Por qué? Pero, creo que es una pregunta valedera, porque por algo estás aquí, por algo, Jesús permite que ocurra lo que pasa en tu vida.

Jesús espera que dialogues con Él, que oigas de Dios mismo tu propósito, que escuches con atención el porque de tu existir. Porque… Acaso no lo estés viviendo.-

De nuevo Yousef, Por amor al evangelio

En 2006 Yousef Nadarkhani fue encarcelado bajo los cargos de apostasía -dejar el islam por el cristianismo- y evangelización. Dos semanas más tarde fue liberado. Sin embargo, en 2009 fue nuevamente encarcelado y un año después fue condenado a muerte. Gracias a una campaña alrededor del mundo, en 2012, fue liberado.

Nadarkhani con sus dos hijo, fotografía tomada en una de las visitas en la cárcel

Yousef con sus dos hijos durante una visita a la prisión. Archivo.

Ahora Yousef y dos de sus compañeros,Yasser Mossayebzadeh y Saheb Fadaie han sido condenados a 10 años de prisión por practicar su religión en Irán.

Hace un año, Yousef y sus compañeros fueron detenidos durante una celebración. Les acusaron de consumo de alcohol porque estaban bebiendo el vino de la Santa Cena y les condenaron a recibir 80 latigazos.

A pesar de esto, ellos continuaron su labor evangelizadora. Hasta esta nueva condena a 10 años de cárcel. Estos tres hombres no han renunciado a su fe y como Pablo en prisiones continúan evangelizando.

Te pedimos que firmes esta petición que será enviada al embajador de Irán en España, quien lo transmitirá a su gobierno pidiendo la libertad de Yousef Nadarkhani, Yasser Mossayebzadeh y Saheb Fadaie.

Pudimos ayudar a liberarle una vez, lo conseguiremos de nuevo si tú y yo nos movilizamos en serio a partir de este momento. Firma aquí.

Conoce más la historia de Yousef en los siguientes links: